Volver a la portada
en Reino Unido

Tres días en Londres, con niños pequeños

  • enero 25, 2016
  • por Carmen Delia Díaz
  • 3 Comentarios
Tres días en Londres, con niños pequeños

Muchas ciudades tienen conexiones aéreas directas con Londres y esto convierte a la capital de Reino Unido en una opción estupenda de escapada, tanto como cualquier otro destino nacional pues está a solo un par de horas de distancia. Museos, parques y restaurantes donde los niños son bienvenidos que os encantarán. Aquí tienes algunos consejos y experiencias tanto de visitas como de parques infantiles o el uso del transporte público con niños. Londres, con niños pequeños, es perfecto para un puente o unas pequeñas vacaciones.

Transporte en Londres con niños

La primera clave para plantear la escapada y una vez que tenemos los billetes a un precio razonable es la búsqueda del hotel. Como los niños pequeños no caminarán mucho, lo ideal es un hotel que tenga una parada de metro o bus o una estación muy cerca, a pocos metros. Esto sería más importante incluso que el hecho de que esté más o menos céntrico y, teniendo en cuenta los precios del alojamiento en esta ciudad, nosotros optamos por un hotel “child friendly” en la zona 4 de metro, es decir, a cierta distancia del centro.

Es muy recomendable consultar los trayectos previamente en el planificador de la web oficial de transportes de Londres, ya que en fin de semana pueden cerrar líneas o estaciones por mantenimiento y si te afecta puede suponer un problema. También te ayudará a calcular tiempos de trayecto o distancias con el aeropuerto. A Heathrow desde luego se debe ir con más de dos horas de margen, pues es enorme y las medidas de seguridad ralentizan mucho el acceso a las zonas de embarque. El aeropuerto cuenta con una ludoteca ubicada en la planta segunda y señalizada en la zona de embarque de la T3. Si tienes enlaces o muchas horas de espera quizá te resulte práctica.

El plan debe estar preparado previamente para evitar problemas, no es lo mismo llegar a un museo y encontrártelo cerrado para un grupo de adultos que si vas con la tropa infantil, que igual ya se te cansa en el trayecto. Así que identificamos 4 ó 5 cosas que ver, interesantes para peques y adultos, y nos informamos de los horarios, precios, edades mínimas, etc. organizándolos en tres días por zonas.

Otra cuestión importante que hay que prever es el tema de la tarjeta para los desplazamientos en tranporte público. La tarjeta Oyster es una opción muy económica para familias, pues los niños viajan gratis hasta los diez años acompañados de un adulto con tarjeta. Y para los adultos calcula automáticamente la mejor tarifa posible. Nosotros la cargamos con 40 libras y cuando la vaciamos al dejar la ciudad aún recuperamos 9 libras por tarjeta, así que ya ves lo que nos costó movernos por la ciudad en metro y bus durante tres días.

No dejes de usar el autobús, esos típicos buses londinenses de dos pisos, en alguno de tus trayectos si vas con niños. Les gustará mucho más que ir en metro aunque el trayecto sea más largo. Si vas en el piso superior y delante no te perderás detalle de la ciudad sin cansarte demasiado ni pasar frío.

Londres, ciudad “child friendly”

Además del tema del transporte, en mi ciudad los niños pagan ya el bus desde los cuatro años, te sorprenderá el respeto a los niños en cualquier museo o restaurante. De los seis que visitamos en diferentes puntos de la ciudad, en cinco de ellos les dieron colores y una hoja de actividades. Y los museos están llenos de adultos pero también de niños, incluso los de arte contemporáneo. También es cierto que esta ciudad tiene más de 8 millones y medio de habitantes.

Una de las cenas la hicimos en el Rainforest Café, en Piccadilly, pues habíamos leído mucho sobre este restaurante para ir con niños. Reservamos por internet y allí fuimos, la verdad es que impresiona, sobre todo a los pequeños. En la parte superior tienen una tienda de regalos a precios bastante prohibitivos pero con gran variedad de productos. Un enorme cocodrilo articulado te saluda a tu llegada y, al bajar las escaleras accederás a la jungla.

El local está ambientado en la selva, con miles de plantas y árboles artificiales y hasta una cascada. En diferentes rincones hay animales articulados: elefante, leopardo, gorila, etc. que de vez en cuando se ponen en funcionamiento con sonido y moviéndose. Cada cierto tiempo hay también una tormenta, con luces, rayos y afortunadamente sin agua. Proyecciones sobre el suelo, camareros vestidos de explorador y una gran ambientación para los cumpleaños. A los niños les dan un kit con actividades y colores. La comida es normal, digamos tipo comida rápida: hamburguesas, bocadillos, pasta o pizza, etc. y el precio bastante caro, desde mi punto de vista. Pero para un día merece la pena por ver el sitio. Para que os hagáis una idea una hamburguesa vale 16,95 libras y el menú infantil 25,90. Claro que el nivel de vida de Londres no es igual que en España.

Museos para ir con niños en Londres

Al ser invierno, con menos horas de luz, e ir con niños pequeños (5 y 7 años) optamos por dedicar una jornada al Natural Science Museum, que habíamos visto previamente en la película Paddington. Realmente impresiona, aunque actualmente tiene cerrada la sala de los dinosaurios que es la más famosa. Allí estarás con niños fácilmente unas cuatro horas, y tienen diferentes espacios y opciones para comer allí, aseos, tiendas y todos los servicios. La entrada es gratuita y abre de de 10 a 17:50 h. El metro más cercano es South Kensington. Más info.

Otra opción de interés pero que resultó estar demasiado masificada, al menos en sábado, fue la Tate Modern. Sobre todo porque abre de 10 a 18 horas, pero los viernes y sábados prolonga el acceso hasta las 22 horas, y en esta franja horaria casi todo lo que puedas ver está cerrado en Londres. El edificio alberga el museo nacional británico de arte moderno, y la entrada es libre salvo a algunas exposiciones. Turistas, londinenses y padres con niños pequeños lo frecuentan, y cuenta también con cafetería, seis plantas de exposiciones y muestras y muchas actividades, entre otras, dirigidas a niños y familias.

Un breve recorrido por algunos puntos típicos de la capital inglesa como la zona de Covent Garden, donde está el London Transport Museum, muy frecuentado por familias con niños, o el Tower Bridge, también son una buena opción si vas con niños que caminan ya bastante. Desde San Paul´s Cathedral hasta el Millennium Bridge y la Tate Modern, es una ruta pequeña e interesante. A medio camino encontrarás unas divertidas plataformas giratorias para los niños.

Parques infantiles en Londres

Lo primero que te llama la atención de los parques londinenses, que son muchos y bien cuidados, es que además de estar vallados en todo su perímetro se prohibe el acceso a quien vaya sin niños. Si viajas con niños sabrás que debes planificar tiempos para que ellos jueguen un rato. A nosotros nos gustó mucho el Parque de Peter Pan, en memoria de la princesa Diana de Gales, y que está en la esquina de Kensington Gardens que linda con el conocido barrio de Notting Hill. El metro más cercano es la parada de Queensway, y te lo contamos todo sobre este parque aquí.

En el centro histórico quizá no encuentres demasiadas de estas infraestructuras, pero en los alrededores sí abundan los espacios verdes con zona biosaludable de adultos y columpios o zonas infantiles. Nos gustó el parque de Chalkhill, en la zona de Brent, cerca de la estación de metro de Wembley Park. Con un pequeño auditorio, espacio de merendero, y un bonito parque infantil con estructuras de hierro y de tipo giratorio, para trepar, de equilibrio, etc. Los suelos son de césped con zonas engomadas debajo. Es más natural pero también es cierto que estaban bastante embarrados ras días de lluvia.

Festival Lumiere London

Uno de los motivos que pueden afectar al transporte público en Londres son los eventos, por eso recomendamos informarse previamente al viaje. Nosotros tuvimos la suerte de poder ver el festival Lumiere, que tiñó de luz y música todo el centro de Londres. Las calles se cortan y algunas estaciones de metro o líneas sufren variaciones. Lo cierto es que la población y turistas de esta ciudad abarrotan la zona de Piccadilly y gracias a esta peatonalización debida al festival era más fácil moverse.

El Festival Lumiere se celebró del 14 al 17 de enero y supuso la programación de actividades en diferentes zonas de Londres como King’s Cross; Mayfair; Piccadilly, Regent Street and St James’s; and Trafalgar Square and Westminster. El horario era nocturno, de 6:30 a 10:30 de la noche, y el acceso es gratuito. A nosotros nos impresionaron los Luminèoles, enormes globos iluminados que flotaban por las calles sobre la gente.

Qué ver en Londres, con niños

Museo de las Ciencias de Londres, con niños
El parque infantil de Nunca Jamás, Princesa Diana, en Londres
El Museo de Historia Natural de Londres, con niños
Películas para preparar un viaje a Londres con niños 

por Carmen Delia Díaz, enero 25, 2016
  • 3
3 Comments
  • anuroc
    agosto 28, 2016

    Recomiendo ir en verano con niños. Ya sólo por los parques con un montón de horas de luz ya merece la pena.
    Las mías al principio alucinaban con las ardillas en St. James Park, pero después de ver desde (muy) cerca los ciervos reales en Richmond Park ya eran más difíciles de impresionar.
    En cuanto a zona de juegos, de los que vimos lo mejor por calidad está en Hampstead Heath (Parliament Hill). Por cantidad, gana Regent's Park, donde además del zoo hay 3 "playgrounds" y lago donde se pueden alquilar botes.
    Pero en general, en cualquier rincón te puedes encontrar una zona de juegos para niños.
    Otra ventaja de ir en agosto es que coincide con la "Kids Week", que a pesar de su nombre dura más que la semana fantástica. Básicamente, se trata de que los niños pueden ir gratis a un montón de musicales, obras de teatro y demás espectáculos si van acompañados de adultos que hayan comprado su entrada.
    http://www.kidsweek.co.uk/

  • escapalandia
    agosto 29, 2016

    Muchas gracias por tu aportación con tanta información. Nosotros estuvimos en enero y es verdad que el día te cunde mucho menos, aunque el precio del viaje baja bastante. Por aquí nos vemos. Un abrazo y gracias de nuevo.

  • escapalandia
    agosto 29, 2016

    Muchas gracias por tu aportación con tanta información. Nosotros estuvimos en enero y es verdad que el día te cunde mucho menos, aunque el precio del viaje baja bastante. Por aquí nos vemos. Un abrazo y gracias de nuevo.

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies