Volver a la portada
en Galicia, Senderismo

Senderismo con peques: senda fluvial de Rego das Xesteiras

  • julio 2, 2014
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Senderismo con peques: senda fluvial de Rego das Xesteiras

Es un paseo de cuento. Bordeando un riachuelo, bajo un tunel de árboles de gran valor y autóctonos, y alfombrado en esta época del año de hojas. No llega a un kilómetro, por lo que puede hacerlo perfectamente un niño que ya camine seguro, a partir de 3 años. Rego das Xesteiras es una buena opción de mini-ruta o paseo con peques.

Se llega desde A Coruña por la carretera comarcal que va de Cerceda a Culleredo,  LC-400. Pasado el pueblo de A Veiga y una vez en la gasolinera que encontrarás a mano izquierda fíjate a mano derecha porque hay un cartel de inicio de ruta y allí arranca la senda. No hay sitio para aparcar allí mismo, pero sí un poco antes y en el entorno de la gasolinera.

La dificultad es baja pues es muy llano y el camino de tierra pero fácil. No hace falta calzado específico salvo que la hagas en invierno, donde encontrarás barro y sí ayudarán unas botas de montaña. El camino discurre bajo un denso arbolado y en los puntos que cruza el río unos 5 ó 6 hay pasarelas de madera. Se nota también que hubo suelo de troncos para paliar el barro, pero está bastante deteriorado, aunque no se llega a caminar mal.

El agua es cristalina, la tranquilidad total, la temperatura algo fresca por la frondosidad de los árboles y el principal atractivo son los 11 molinos que encontrarás en estos apenas 900 metros de trayecto de ida, y otro tanto si vuelves. Están restaurados desde el año 2007 aunque actualmente algunos han perdido el techo o están semiderruidos. Verlos es igualmente interesante ya que están todos abiertos. Si llevas una linterna los verás mejor. Hay varios paneles indicativos a lo largo del sendero aunque no hay pérdida salvo en puntos en los que puedes continuar por una u otra margen del río pero reencontrándote después.

Según indica el cartel de inicio de la ruta, tres de ellos pertenecieron a María Benita Maldonado, señora de la fortaleza de Celas, cuya torre se conserva pocos metros más adelante junto al parque infantil y la iglesia. Otro molino fue del monasterio cisterciense de Sobrado y otros de particulares. Se cedieron al concello de Culleredo en 2005.

Terraza junto al parque infantil

Si te apetece comer por la zona es una buena opción el Mesón de Pacheco, en Sésamo. Ahora en verano tiene un cenador con mesas para comer pegado a un campo enorme con parque infantil y arenero. Suele estar concurrido así que es mejor ir pronto o reservar. La comida es excelente y la relación calidad precio muy buena. Las raciones son muy  abundantes.

Hubo un café en Celas llamado La Abuela Otilia  que para nosotros fue un lugar de referencia porque tenía una zona kids muy bien equipada -con pizarra, tubo para gatear, libros, cocinita y diversos juegos- y una repostería excelente. En los últimos años lo hemos visto cerrado, si alguien lo vuelve a ver en funcionamiento que nos deje un comentario.

por Carmen Delia Díaz, julio 2, 2014

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies