Volver a la portada
en Galicia, Playas, Senderismo

Ruta del Cantábrico por As Catedrais

  • septiembre 3, 2017
  • por Carmen Delia Díaz
  • 2 Comentarios
Ruta del Cantábrico por As Catedrais

Si te quieres empapar de mar asomáte a la Ruta del Cantábrico por este bonito paseo. Las playas más bellas del mundo, al menos así lo creen los millones de visitantes del que ya es el segundo monumento más visitado de Galicia, la playa de As Catedrais. Pero también la posibilidad de escuchar el rugido del mar, sentir la brisa marina en la cara y observar, desde arriba, fortalezas defensivas, antiguas cetáreas, pueblos marineros de origen medieval o kilómetros de senda y carreteras por delante para hacer caminando en etapas, en coche, en bicicleta o en autocaravana.

Cuando solo unos pocos locos pasábamos algún mes al año en la Mariña Lucense era impensable que hoy veríamos autobuses llenos de visitantes aparcados sobre el acantilado, o riadas de personas caminando por la costa de Barreiros. Lo cierto es que esta zona del norte de la provincia de Lugo atrae cada año a más visitantes que buscan escaparse de las altas temperaturas, les gusta la naturaleza y los paisajes de costa y aprecian la gastronomía gallega.

La Ruta del Cantábrico es un camino natural recuperado mediante un acuerdo entre el Ministerio de Agricultura, el de Medio Ambiente y los diferentes concellos. Solo en la provincia de Lugo abarca unos 131 km que bordean el litoral atravesando los concellos de Ribadeo, Foz, Viveiro, San Cibrao, Burela y O Vicedo. Se puede realizar caminando en 6 etapas que están bien descritas en la web gubernamental. Nosotros la hemos realizado en coche con niños, con algunos tramos caminando, aunque conocemos muchos de sus rincones desde hace años y de muchos de ellos hemos ido hablando ya en esta página. Hoy nos centraremos en el tramo en torno a la playa de As Catedrais, uno de los más turísticos, que recorre no uno sino varios arenales de gran belleza.

Rinlo

Un pequeño pueblo marinero de raíces medievales a solo 5 km de Ribadeo. El tramo entre Ribadeo y Rinlo por la senda litoral lo habíamos realizado en bicicleta, y os lo contamos en el blog hace algún tiempo. Si partimos de este punto, un bellísimo puerto de tradición ballenera, podemos recorrer sus calles, caminar por el paseo marítimo, y hacer unas fotos espectaculares.

Muchas casas de esta localidad se han ido rehabilitando y hoy aparecen como una postal de lo más típico, con casas de colores colgadas sobre su pequeñísima ría, y calles de nombres como Mirandilla, Esperanza, Gloriosa o calle Húmeda. A nosotros nos gusta mucho su pequeño parque infantil, en la Plaza de Santa Catalina. Esta parte alta del pueblo y sus inmediaciones es donde puedes aparcar, pues por el lado del puerto es más complicado al ser las carreteras estrechas y siguiendo el acantilado.

Cetáreas y castros

Los siguientes kilómetros de costa son bastante salvajes. Encontrarás una carretera asfaltada y también pistas para recorrer casi al borde del mar. Puedes detenerte en cada ensenada, playa de piedras o saliente rocoso. Si el día acompaña verás muchos kilómetros de costa hacia Ribadeo o Foz.

En este tramo puedes ver alguna de las tres cetáreas abandonadas. Una especie de piscinas construidas entre los acantilados para tratar de preservar el abundante pescado de la zona para los meses de escasez. Restos de una industria de principios de siglo que se pueden pasear hoy y son un auténtico viaje por el tiempo.

Las playas más bonitas

A pesar de que la fama se la lleva As Catedrais, la costa guarda aquí un magnífico secreto. De hecho los turistas tienen algo de razón cuando suben sus fotos al Google Earth como As Catedrais y las ubican erróneamente sobre cualquiera de los cinco arenales cercanos. Un tramo de costa que es muy similar y aunque solo en As Catedrais podemos las famosas arcadas consecutivas de roca esconden cuevas, pozas y playas de arena dura que, en marea baja, se pueden recorrer incluso en bicicleta, silla de ruedas, carritos y hasta jugar al tenis.

Xuncos, Os Castros, As Illas, Esteiro y, por último, As Catedrais. Casi tres kilómetros de pura belleza esculpida por el mar a lo largo de los siglos que se oye rugir en los días de temporal y que se puede visitar calculando milimetricamente las mareas. Tanto en Os Castros-Illas, de la que hemos hablado aquí, como en As Catedrais, hay amplios aparcamientos, y de hecho esta carretera en verano tiene más tráfico que la M40, a pesar de que la estrechez de las pistas obliga a las inmensas autocaravanas que discurren por el lugar y los cientos de coches a realizar maniobras constantemente. Si te gusta la tranquilidad, te recomiendo evitar los meses de julio y agosto, y podrás hacer, caminando o en bici, una ruta excepcional.

por Carmen Delia Díaz, septiembre 3, 2017
  • 2
2 Comments

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Puedes seguirnos en
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Categorías
Archivos
Mil planes de otoño #conniños
Mil planes de otoño #conniños
Miembro de
GaliciaTB
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de

Suscribete a la Newsletter

Indícanos tu mail y recibirás nuestras actualizaciones
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies