Volver a la portada
en Baleares

Palma tranquila y Mallorca fuera de temporada

  • octubre 4, 2021
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Palma tranquila y Mallorca fuera de temporada

Seguro que también anheláis en algún momento del año una escapada a Palma tranquila y sin el bullicio vacacional. Playas de mediterráneo azul, temperaturas cálidas y muchos rincones por descubrir. Pues bien hoy os llevamos por la ruta más cultural, rural y apasionante de la isla más turística de Baleares.

Que los casi 15 millones de visitantes que ponen sus pies en Palma a lo largo del año no nos nublen la vista, fuera de temporada podemos hacer una ruta tranquila y descubrir un entorno declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con un entorno natural excelente, y tan cuidado como el mimo que ponen en atender al turista, playas para descansar o pasear, y pueblos llenos de vida y tradiciones. ¿Empezamos?

Palma tranquila qué ver en Mallorca

Palma tranquila

Lo que más deseábamos era desmarcarnos un poco de la fama de turismo de sol y playa y descubrir esos rincones más culturales, tranquilos y auténticos de Palma de Mallorca. Lo primero que hay que saber si viajáis desde la península es que hay más de 20 conexiones aéreas directas con la isla, desde comunidades autónomas como Galicia, Madrid, Cataluña, Andalucía, Asturias, Valencia, Euskadi, Cantabria, Canarias, Castilla y León o Aragón.

Fuera de los meses de verano, tanto septiembre u octubre, como abril o mayo, tienen temperaturas muy veraniegas y agradables para una escapada de descanso o de turismo urbano. Palma cuenta con playas espectaculares, con puertos y bahías muy pintorescas pero también con un interior escarpado y lleno de lugares de interés como la Serra de Tramuntana.

Palma tranquila alquiler de coche

Alquilar un coche en Palma

Una de las opciones más interesantes para moverse por la isla es alquilar un coche. Es algo fácil, incluso si no lo llevas planificado, pues numerosos hoteles o puntos turísticos ofrecen esta posibilidad. Las distancias son pequeñas, se puede recorrer en un par de días la isla tranquilamente, y nos da accesibilidad a zonas más sosegadas.

Hay que tener en cuenta que en verano puede haber restricciones de acceso a algunas playas o puntos más turísticos, pero fuera de estos meses, aunque en determinadas zonas puede ser más complicado aparcar en la calle, no es complicado dejar el coche. En este recorrido por Palma tranquila buscamos huir un poco de los lugares más turísticos y pasear con tranquilidad por la capital y otros puntos de la isla.

La Serra da Tramuntana

Un ejemplo de convivencia entre el hombre y su territorio. Paisaje y su conservación o utilización, y enriquecimiento por el intercambio de culturas. Más o menos estos puntos son los criterios por los que la Serra de Tramuntana, la zona montañosa al oeste de la isla de Mallorca, fue declada Patrimonio de la Humanidad. Por todo ello merece una excursión perfecta para un día de recorrido, a un paso de la capital.

Palma y Mallorca tranquila Tramuntana

Fornalutx

Uno de los pueblos con más encanto que podemos encontrar a solo 32 km (unos 45 minutos en coche) es Fornalutx, que además reúne técnicas antiguas de aprovechamiento del terreno cultivando en terrazas, y cuyas plantaciones más destacadas son de olivo.

El casco histórico es en gran parte peatonal y presenta numerosos ejemplos de construcción en piedra seca, una práctica también reconocida por la UNESCO a lo largo de España y otros emplazamientos de Europa.

Las casas típicas mallorquinas de piedra y tejas, rodeadas de plantas y adornadas con motivo de las fiestas o ferias de la localidad, son un recorrido imprescindible a pocos kilómetros en coche de la principal ciudad de la isla, y una recomendación fundamental en este post sobre Palma tranquila y fuera de temporada.

Palma tranquila Fornalutx y Tramuntana

No dejéis de tomar algo o hacer algunas compras por la Carrer Arbona- Colom, cerca del centro de salud, o en el entorno de la Plaza de España. Hay varios aparcamientos señalizados en estas zonas y también estacionamiento regulado de pago, así como paneles de señalización. Os recomendamos aparcar y callejear a pie para no perderos ningún rincón de este pintoresco pueblo de montaña mallorquín que algunos consideran de los más bonitos de la isla.

Serra Nord

Si os animáis y tenéis ganas de carreteras tan espectaculares como intrintricadas, podéis seguir la ruta de la Serra Nord, por Escoca y Sa Calobra, el Santuari de Lluc, y hasta el Faro de Formentor.

Tened en cuenta que la distancia desde Palma hasta este extremo al norte de la isla es de en torno a una hora y media. A la vuelta, podéis tomar la carretera MA-2200 y agilizar un poco el viaje, pasando por Selva y sus diferentes rutas señalizadas en torno cultura, paisaje y artesanía, o Inca, famoso por su mercado semanal y con diferentes rincones históricos que rastrear.

Port de Sóller y Mallorca ruta tranquila

Port de Soller

Repleto de lugares para comer o tomar algo, y tiendas de productos típicos, además de veraneantes europeos, está este antiguo puerto marinero hoy bastante turístico. Personalmente, nos encantó pasear por sus calles viendo ese Mediterráneo tan azul y luminoso, evadiéndonos un poco del trasiego de visitantes.

Booking.com

Tiene un tranvía turístico tradicional que recorre el puerto y la playa. Y diferentes chiringuitos o restaurantes junto a la playa, parques infantiles o tiendas de cestas y vestidos típicos en la franja más costera. También encontraréis diferentes hoteles y apartamentos turísticos en casas tradicionales de la isla.

En su parte norte llegaréis hasta el Museo Marítimo, un espacio donde ver cómo era la industria de barcos tradicional, el modo de vida en la zona décadas atrás. Cuestiones como la navegación a vela, la pesca, oficios artesanales, la emigración, etc. están presentes en las salas de este centro que se visita de forma gratuita. En su entorno está el Mirador de la Ermita, perfecto para una foto con el Mediterráneo de fondo.

Si queréis una recomendación para comer, a nosotros nos encantó el Villa Luisa, a pie de playa y que se promociona como la casa de verano más antigua del puerto. Sirven un arroz riquísimo y postres caseros, entre otras especialidades.

Palma capital

Difícil recorrer la ciudad de Palma tranquila, sin toparse con el bullicio propio de una capital de más de 400.000 habitantes. Tráfico, empresas y negocios en auge, y mucho turismo. Pero una bellísima cara si aparcamos el coche y nos ponemos a caminar buscando esos rincones tranquilos que tanto nos gustan.

Encontraréis parking en la plaza Sa Faixina, Passeig Mallorca, o Plaza de España. Desde este último punto, podemos bajar caminando hasta el puerto, centro neurálgico de la ciudad y donde está la Catedral, gótica y de dimensiones imponentes. En su entorno, las antiguas murallas de la ciudad, romanas y renacentistas, protegían a la población de incursiones por mar.

Palma tranquila ruta slow

El Parc de la Mar y sus pasadizos, los locales de ocio en el puerto y sus exclusivos restaurantes, o las callejuelas peatonales en busca de los Baños Árabes, son algunos de los puntos recomendados para un paseo. Es imprescindible visitar la Lonja, otra obra destacada del gótico en la ciudad de Palma, y ver sus altísimas columnas helicoidales y el juego de luces en su interior, para comprender la importancia del comercio marítimo a lo largo de la historia en esta zona.

Booking.com

Algunos de los mejores restaurantes del país están en la isla, en torno a una decena de ellos con estrella michelín, como el DINS Santi Taura o Marc Fosh o Adrian Quetglas, los tres en la capital. Así que la gastronomía es otro puntal en una ciudad eminentemente turística pero llena de negocios y servicios de todo tipo. De hecho, si queréis bajar a cenar un viernes o sábado os recomendamos reservar antes.

Otro atractivo de la ciudad y que genera bastante turismo, es el shopping, pues las principales marcas de moda o complementos se intercalan con edificios modernistas o casas con patio en calles adyacentes a la Plaza Major. Ensaimadas y repostería típica, calzado o marcas de relojería y joyería de lujo encuentran su nicho con el trasiego de yates del puerto deportivo o los cruceros.

Parques infantiles en Mallorca

Parques infantiles en Mallorca

En torno a la ciudad de Palma, al oeste y al este, encontramos localidades también muy turísticas pero con el encanto marinero de playa o puerto. Es el caso de Cala Major o Ca’n Pastilla, con un paseo marítimo lleno de vida y que podéis recorrer también en bicicleta.

Si vais con niños, en la Carrer de la Tramuntana, encontramos un agradable y sombreado parque infantil con zonas deportivas. También, en Port de Sóller, hay parques infantiles junto a la playa con cafeterías y terrazas en el entorno, y otro delicioso que es el parque municipal, con acceso desde la calle Poeta Mossén Costa i Llovera, con una zona de parque infantil.

por Carmen Delia Díaz, octubre 4, 2021

Carmen Delia Díaz

Al dejarnos aquí tu comentario entendemos que estás aceptando nuestra política de privacidad

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
25 rutas por Pontevedra provincia
25 rutas por Pontevedra provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Lo mejor de Ourense provincia
Lo mejor de Ourense provincia
Lugo y provincia con niños
Lugo y provincia con niños
Archivos
Busca tu próxima escapada
Booking.com
NOVEDADES
RECOMENDAMOS:
NUEVA SECCIÓN
Enlaces patrocinados

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si escribes tu email entendemos que permites el uso del mismo para este fin. Consulta el aviso legal.