Volver a la portada
en Castilla León

La ciudad del canal: Palencia, con niños

  • enero 30, 2017
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
La ciudad del canal: Palencia, con niños
Seguramente te sorprenderá tanto como a nosotros saber que la provincia de Palencia es navegable, al menos en una pequeña pero importante parte de su extensión. La razón hay que buscarla en el desarrollo industrial, y a nivel turístico se está recuperando esta parte de su historia para ponerla en valor. Pero además del Canal de Castilla, Palencia, tiene mucho que ofrecer para una escapada urbana de fin de semana o unos días de recorrido por la provincia. ¿Te vienes?

A cuatro horas en coche de A Coruña y dos horas y media de Madrid está esta ciudad castellana que contó con la primera universidad. Pero sin duda lo que más nos sorprendió de esta provincia fue su canal. Fue en el siglo XVIII cuando se iniciaron las obras de este ambicioso proyecto que terminó creando un cauce artificial de agua de 207 kilómetros entre las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid. Presas, esclusas, puentes y dársenas que hoy puedes recorrer gracias a las cuatro embarcaciones turísticas que lo recorren, dos de ellas en la provincia de Palencia, y tienen su base en Villaumbrales y Herrera de Pisuerga.

El Museo del Canal de Castilla

A solo 12 km de la capital está este museo junto a la dársena y ocupando lo que fue la Casa del Rey, un edificio del siglo XVIII que alberga un centro de interpretación de esta importante obra de ingeniería que propició el desarrollo agrícola e industrial de la zona. Abre de martes a domingo en horario de mañana, durante el invierno siempre es mejor llamar antes e informarse.
Al acceder podremos ver un breve audiovisual de solo unos minutos que nos mete en el contexto de lo que vamos a ver. Más adelante, en la planta baja, podemos observar una enorme maqueta con los puntos clave de este canal como puentes, antiguas fábricas o edificios relevantes, esclusas, etc. Junto a ella una recreación de cómo eran los muelles con fotografías antiguas. Paneles, pantallas táctiles y mucha información medioambiental del entorno, además del lugar exacto por donde lo atraviesa el Camino de Santiago.
En la planta superior hay maquetas de los diferentes ramales del canal: campos, sur y norte. Sus etapas de construcción y tipos de embarcaciones y tracción empleada para mover la mercancía, que en muchos casos era animal. También aquí hay pantallas táctiles y recreaciones lo cual hace el museo mucho más dinámico para los más pequeños.

La Dársena, Puentecillas y el Museo del Agua

El Río Carrión riega de soslayo la ciudad de Palencia y en torno a él podemos localizar espacios de gran interés turístico. El puente de origen romano emblema de la ciudad, Puentecillas, declarado Bien de Interés Cultural, y que da paso al Sotillo de los Canónigos y las Huertas del Obispo, espacios verdes que acogen las piscinas municipales, el polideportivo y un parque infantil.
Aprendiendo sobre el agua en el museo / Escapalandia

Cruzando el Carrión por el Puente Mayor, del siglo XVI, accedemos a la Dársena del Canal de Castilla donde recientemente se ha inaugurado el Museo del Agua, un edificio que fue un antiguo almacén de cereales recuperado en 2010. Está inspirado en el propio canal y emplea métodos audiovisuales para concienciar acerca del uso y la gestión del agua. Está en la Avenida de la Dársena y solo hace visitas guiadas. Para niños resulta menos interactivo que otros, pero el edificio y el entorno tiene interés. Está abierto de martes a domingo en horario de mañana y tarde.

Bajada a la cripta visigótica / Escapalandia

Casco antiguo y catedral

Parque infantil de la Carcavilla / Escapalandia

Todo el entorno de la plaza mayor, la calle mayor, la plaza de Abastos y los alrededores de la Catedral, a la que empiezan a llamar la bella reconocida por la labor de divulgación que se está realizando, son una plan estupendo de paseo turístico. Son zonas de mucha vida, con comercios tradicionales y locales de pinchos y tapas de gran interés. Nosotros estuvimos en Lucio Asador Gastrobar y la Taberna Plaza Mayor y nos gustaron mucho para picar algo. Nos alojamos en el hotel Castilla Vieja que nos gustó por estar muy céntrico, contar con cafetería abierta en un amplio horario y tener habitaciones familiares con dos dormitorios.

La Catedral de San Antolín tiene un horario algo reducido en invierno, pues termina a las 18 h, así que si quieres verla tienes que planificar bien los horarios. Por las mañanas abre de 10 a 13:30 h y merece la pena recorrer este edificio gótico con elementos visigodos, románicos y de estilos posteriores. Nos encantó la cripta visigótica que alberga bajo la nave central y también su historia. Pero además otra de las cosas que puedes saber es que en el siglo XII Palencia vivió su etapa de mayor esplendor y de ello hacen gala pues los palentinos asistieron entonces a la fundación del Studium Generale, germen de la universidad de esta ciudad que ya ha celebrado el 800 aniversario.

Parques infantiles en Palencia

Ya hemos hablado del parque infantil de Huertas del Obispo, así que al otro lado de la ciudad podemos ahora recorrer el Parque Salón de Isabel II, un espacio lleno de vida al final de la Calle Mayor, con varias zonas infantiles, espacios verdes, cafés y restaurantes y que acoge diferenes eventos según la época del año.
También nos llamó la atención el Parque de la Carcavilla, en la Avenida de Asturias, que tiene varias zonas de juegos infantiles muy chulas con una montaña para trepar, camas elásticas, estructura de cuerdas, mesas de merendero y ajedrez, amplias calles para patinar, o andar en bici y hasta un columpio adaptado para sillas de ruedas.

El Cristo del Otero

En un cerro a tres kilómetros del centro de esta ciudad está el imponente Cristo de 20 metro de alto. No solo merece la pena por sus vistas, lo cierto es que a sus pies hay una ermita, y alberga el museo del artista Victorio Macho que es muy interesante. Esta escultura se instaló en 1931 y fue la más alta del mundo después de la de Río de Janeiro.
La capilla y el museo acogen los restos del escultor palentino que quiso enterrarse a los pies de su obra. Desde la entrada al museo puedes ver la cabeza del cristo por una claraboya, así como muchas imágenes y parte de su legado. Hay visitas guiadas bajo inscripción a un mirador provisional en el Cristo del Otero. A este cerro se puede subir andando o acceder a un pequeño aparcamiento desde el que hay que ascender aún unos metros a pie.
por Carmen Delia Díaz, enero 30, 2017

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies