Volver a la portada
en Portugal

La ciudad de los templarios: Tomar con niños

  • julio 23, 2020
  • por Carmen Delia Díaz
  • 3 Comentarios
La ciudad de los templarios: Tomar con niños

Ya os hemos mostrado aquí nuestra pasión por la figura de los templarios, uno de los rastros que hemos seguido en diferentes enclaves turísticos y patrimoniales por la península ibérica. Pues bien, la ciudad de los templarios por excelencia la encontramos en el centro de Portugal, en Tomar, perteneciente al distrito de Santarém.

Si buscáis escapadas con alguna enseñanza histórica o cultural para esos peques exploradores, no dejéis de leer este post porque os hablamos del castillo de la ciudad de los templarios, que acoge el Convento de Cristo y que está declarado Patrimonio de la Humanidad. Pero también de una sinagoga visitable y de un casco histórico con rincones que enamoran. O un acueducto de 6 kilómetros de largo y con más de 400 años de antigüedad. Todo ello además de otros muchos recursos patrimoniales y turísticos de interés.

¿Quién era Gualdim Pais?

La figura de este monje guerrero, caballero templario, está presente en diferentes rincones de Tomar, porque en esta ciudad falleció en el año 1195. Se le considera el fundador de la ciudad, al volver de su cruzada por Palestina como Caballero de la Orden del Temple.

Está enterrado en la Iglesia de Sta. María do Olival, un templo gótico del siglo XIII ubicado cerca del río Nabão, que divide en dos esta ciudad de los templarios portuguesa.

Foto: Leticia Pérez / Trucos Viajeros

La ciudad de los templarios y su castillo

Pues como ciudad de los templarios por excelencia en Portugal, donde también os hemos hablado de otros lugares de interés en esta materia como el Castelo de Soure, Tomar tiene también su castillo fortaleza. Está levantado sobre un núcleo islámico anterior (s. IX-XII) y se va desarrollando en siglos posteriores.

La fortificación y su imbatibilidad está avalada por el método del alambor, un altísimo muro que dificultó su conquista por las fuerzas almohades a finales del siglo XII. Este lugar pasó de la Orden del Temple a la de Cristo, y en su convento podemos ver hoy una bellísima girola octogonal, y diferentes claustros, estancias y fachadas con elementos sorprendentes.

El refectorio, el aljibe o las cocinas del monasterio, los bellísimos claustros, la ventana manuelina, la almedina y su laberinto vegetal, o el extraño instrumento musical con el símbolo templario conservado en la Chirola. Son algunos de los muchísimos puntos de interés de este enclave ubicado a tan solo 700 metros caminando (unos 2 km en coche) del casco histórico de la ciudad.

Este lugar tiene la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y es uno de los elementos que podéis ver en esta zona del Centro de Portugal. El triángulo Tomar, Batalha, Alcobaça, partiendo de Coimbra, también Patrimonio Mundial, es una escapada fantástica perfecta para un verano de turismo tranquilo y poco masificado.

Qué ver en Tomar

Pero en esta ciudad portuguesa medieval, que conserva intacta su esencia, encontramos otros muchos rincones de interés, no solo a nivel histórico, sino también en el capítulo de tradiciones. Y es que aquí se celebra la Festa dos Tabuleiros cada 4 años, la última fue en julio de 2019. Las mujeres portan en esta celebración altísimos tocados con flores y 30 piezas de pan, en procesiones tradicionales llevadas a cabo desde el siglo XVI y que incluyen un amplio programa de actos como los juegos populares o el Cortejo dos Rapaces.

En la bajada del castillo vemos la Mata Nacional dos Sete Montes, un bellísimo espacio verde y de recreo, justo enfrente está la oficina de turismo, donde podemos informarnos de todo lo que se puede ver en la ciudad y pedir un mapa.

Ya en el casco urbano, existen numerosos puntos de interés. Empezando por la propia Praza da República, presidida por la estatua del fundador de la ciudad y flanqueada por la cámara municipal, y la Igreja de São João Baptista, de estilo manuelino y gótico flamígero.

El aprovechamiento del agua

En una ruta en coche podemos descubrir el sorprendente Aqueduto do Convento de Cristo. Como su nombre indica, fue construido para dar servicio a este enclave y cuenta con 6 kilómetros de arcos de unos 30 metros de altitud. Está declarado Monumento Nacional desde 1910.

Si os interesa el turismo industrial es una visita fantástica el Museo de la Energía, en el Complexo Cultural da Levada de Tomar, ubicada entre canalizaciones, junto al río Nabão. Se inauguró en 2020 y es un buena muestra de infraestructuras de aprovechamiento del agua que se han venido empleando a lo largo de los siglos XVIII a XX.

Sinagoga y fachadas

Un ejemplar excepcional de sinagoga contruida como tal, y de las pocas que se conservan en Portugal, que data del siglo XV. Esto podemos verlo en la calle Dr. Joaquim Jacinto, en pleno casco antiguo de la ciudad. Esta calle también merece una visita, con casas tradicionales y flores cultivadas en el propio suelo, y un empedrado característico.

Por la zona encontramos tiendas con personalidad como Mundo de Papel, museos como la Casa da Memoria del compositor portugués Lópes-Graça, o establecimientos de hostelería históricos como el Café Paradiso, que conserva su aire de principios de siglo XX casi inalterable.

Los edificios con estética Art Nouveau se suceden en las calles del casco antiguo adyacentes a la Praça da República, alternando con casas del siglo XX, fachadas de azulejo y antiguos establecimientos comerciales.

Comer y alojarse en Tomar

En nuestra ruta por esta zona de la mano de Turismo Centro de Portugal, tuvimos la oportunidad de conocer diferentes enclaves y probar la gastronomía de la zona en lugares con valor añadido.

Booking.com

En la parte gastronómica también hay que destacar la Doçaría Conventual que elabora las Estrelas de Tomar, el “Beija-me depressa” o las falias, entre otros dulces elaborados a la manera tradicional a base de huevos, azúcar, almendra, hojaldre, etc.

Un restaurante absolutamente singular es la Taberna Antiqua, de inspiración medieval tanto en la decoración, la oferta gastronómica e incluso el espectáculo que se puede ver en los días de fin de semana. También goza de buen fervor popular es el Bela Vista, un local de cocina tradicional portuguesa.

El Hotel Thomar Boutique, es además de un edificio histórico un alojamiento de diseño moderno y bonitas vistas junto al río. Terminar el día tomando un cóctel en la terraza de la azotea, es un auténtico privilegio después de ver un enclave tan bello como esta ciudad de los templarios de Portugal.

Más que ver en Tomar

Si hacéis una escapada con niños quizá os interesen especialmente las zonas verdes en torno al río, donde ver un molino tradicional de madera y rincones ajardinados que acogen bares y un parque infantil. En determinadas épocas del año puedes encontrar también conciertos y otros eventos en este espacio.

El patrimonio de esta ciudad de unos 40.000 habitanes es inmenso. Así que nos limitaremos a mencionar algunos otros lugares de interés como el Museu dos Fósforos en el Convento de São Francisco, la capilla de Santa Iria, el Museo de Arte contemporánea, la Ermida de San Gregorio o templos como Santa María do Olival.

por Carmen Delia Díaz, julio 23, 2020
  • 3

Carmen Delia Díaz

3 Comments

Al dejarnos aquí tu comentario entendemos que estás aceptando nuestra política de privacidad

RECOMENDAMOS:
NOVEDADES
Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
NUEVA SECCIÓN
25 rutas por Pontevedra provincia
25 rutas por Pontevedra provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Lugo y provincia con niños
Lugo y provincia con niños
Archivos
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Enlaces patrocinados

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si escribes tu email entendemos que permites el uso del mismo para este fin. Consulta el aviso legal.