Volver a la portada
en Italia, Viajes y excursiones

Guía para una escapada a Milán con niños

  • octubre 11, 2018
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Guía para una escapada a Milán con niños

Seguro que terminadas las vacaciones miráis de reojo las ofertas de vuelos a ver cuál puede ser vuestro siguiente viaje soñado y realizado, por qué no. La capital del norte de Italia no es tan turística como Venecia pero está estratégicamente situada para conocer todo el norte y la región de Lombardía. Así que si tenéis oportunidad y queréis plantearos una escapada a Milán con niños ya sabéis que aquí os contamos la experiencia real sobre el terreno.

Si conocéis otras ciudades italianas seguro que Milán os parecerá diferente. Es fácil entenderse, son muy amables con los turistas y visitantes, y es una ciudad confortable para pasear y caminar. El turístico Duomo, las exclusivas galerías Vittorio Emmanuele II, pero también los navigli al atardecer o el parque del Castiglio Sforzesco. Pero Milán con niños tiene su ruta alternativa, así que también buscamos juegos infantiles y planes que les pudieran apetecer.

Guía para una escapada a Milán con niñosConsejos para viajar a Milán con niños

Cuando compréis el vuelo iréis tomando conciencia de lo carísimo que resulta Milán. Ya no solo el alojamiento, sino también movernos por la ciudad, aparcar o comer en un restaurante. Por este motivo y para aprovechar los días a tope y respetar los horarios de los niños optamos como en otras ocasiones por alquilar un apartamento en lugar de una habitación de hotel. Estuvimos junto al aeropuerto en Samarate, en Apartamento Juelí y os lo podemos recomendar: amplio, limpio, cómodo y con aparcamiento gratuito además de bien comunicado.

Desde esta zona es fácil salir hacia otras ciudades como Alesandría, Génova, Verona o el Lago Como, una excursión recomendada, evitando los atascos y problemas de aparcamiento del centro de la ciudad. Así que esta opción os resultará interesante si viajais en coche o lo alquilais en destino.

Guía para una escapada a Milán con niñosAparcamientos low cost

Como siempre preparamos mucho los viajes nos rompimos bastante la cabeza para buscar la forma más eficiente, cómoda y económica para conocer la ciudad de Milán con niños. Nos agobiaban las multas, pues hay zonas de acceso restringido para residentes vigiladas por cámaras, y no siempre es fácil no incurrir en ellas sin conocer la ciudad.

Como en otras ciudades, el aparcamiento en Milán solo es gratuito en las zonas pintadas de blanco, y las amarillas son solo para residentes. La zona azul es de pago en parkimetros, y hay algunos parking que podéis encontrar en buscadores sabiendo la tarifa de antemano, aunque si vais a estar muchas horas os resultará bastante caro.

Nuestra recomendación es que busquéis aparcamientos disuasorios como Molino Dorino, junto al metro, y donde podéis aparcar todo el día por unos 2 euros. Una vez aquí, sacad un tiquet de metro a Milán, recordando que los niños viajan gratis y los adultos pueden sacar un billete de 24 horas por 4.50 euros. Se compran en las máquinas o de la estación o los quioscos.

Museos para ir con niños en Milán

Nuestros planes fueron bastante distintos de lo que acabamos haciendo en realidad, llevabamos planificadas unas visitas y al final nos fuimos decantando por otros planes. ¿Por qué? Sobre todo porque a veces las cosas no son como las guías turísticas las cuentan, por eso nos esmeramos en escribir este blog y contaros todos los detalles por si os animáis con el viaje.

Guía para una escapada a Milán con niñosMuseo Leonardo da Vinci

Es uno de los grandes y recomendables de la ciudad. Si tenéis pequeños científicos en casa les va a encantar recorrer este espacio. No está especialmente diseñado para niños pero hay bastantes módulos interactivos en este museo de Ciencia y Tecnología. Tres plantas y un montón de secciones dedicadas a la nutrición, genética o biotecnología, el espacio, los medios de comunicación y su tecnología a lo largo de la historia, el reciclaje, las energías, los ingenios aeronáuticos, etc. Es muy extenso y os llevará unas cuantas horas recorrerlo todo. No tiene restaurante, solo área de pícnic, pero enfrente se come de maravilla en Simon´s, una pizzería en la vía San Vittore, y con la entrada tenéis acceso todo el día aunque salgáis a comer. Por cierto, en este restaurante alucinaréis al ver el cuarto de baño.

Museo de Historia Natural

Un paseo recomendado por la mineralogía, los fósiles, los insectos, y la fauna de los diferentes países y climas. No es nada interactivo pero ver leones, tigres, girafas o enormes esqueletos de dinosaurio siempre tiene su interés para los más pequeños. No es caro, se ve pronto y alrededor están unos interesantes jardines con zona de juegos infantil, pero también el Planetario “Ulrico Hoepli”, el Paleolab y el Biolab. Está en la Vía Palestro, cerca de la estación de metro del mismo nombre.

Guía para una escapada a Milán con niñosMUBA

Un espacio diseñado especialmente para los más pequeños a algo más de un kilómetro del Duomo. Ocupa una antigua iglesia en la rotonda de la Besana, en el medio de un jardín rodeado de un pórtico con columnas. Lo que más nos gustaron fueron los exteriores, con un tranquilo parque infantil. Aunque se llama Museo dei Bambin, realmente es una escuela de arte para niños a partir de materiales comunes como plásticos, madera y objetos cotidianos o incluso reciclados. El restaurante no nos gustó demasiado, tiene tronas y vajilla infantil pero la carta es muy reducida y cara, y las cantidades escasas incluso para ellos. El museo abre en horario continuo y puedes pagar por horas las actividades para las diferentes edades en alguna de las dos salas. A veces tienen actividades para familias. Muy cerca hay un restaurante de referencia para las familias como es Un posto a Milano, en Vía Cucagna.


Booking.com

Paseos al atardecer

Nuestros dos paseos al atardecer en la ciudad fueron el Castello Sforzesco y los Navigli. El primero es un lugar de visita obligada, bastante turístico. Esta fortaleza en Parco Sempione está cerca del Duomo y se puede ir caminando. Está abierto hasta las 18 h y es gratuito, salvo el museo. En el parque encontraréis varias zonas infantiles, más zonas caninas que para peques, zonas de fitness y entrenamiento, además del Acquario, el Palazzio della Triennale, I Bagni Misteriosi o la Arena Civica.

Y para sentir el palpitar de la ciudad al caer el sol sin duda os encantarán los antiguos canales que se emplearon para transportar los materiales del Duomo. Hoy están fuera de uso pero sirven como atracción turística y social. Naviglio Pavese o Naviglio Grande, es muy típico en los bares pedir un aperitivo que incluye la bebida y una bandeja de pinchos bastante abundante por unos 8 ó 9 euros.

Encontramos varios parques infantiles en Milán a nuestro paso en diferentes rincones de la ciudad como Viale Gabriele D’Annunzio, Parco Sempione, Vía Enrico Besana, Parco delle Basiliche, y en Il Giardino delle Scienze por Corso Venezia.

Guía para una escapada a Milán con niñosMilán y la Fórmula 1 con niños

Si vuestros peques son aficionados a las carreras de coches no dejéis de consultar el calendario porque en Milán sienten verdadero fervor por el motor. El Gran Premio de Italia se disputa habitualmente en Monza, a unos 20 km de esta ciudad. Y precisamente en los días que anduvimos por la ciudad se celebró en la Dársena el F1 Milán Festival y os podéis imaginar que no nos resistimos a vivirlo.

Los coches de los pilotos más famosos, las principales escuderías y el circuito preparado en pleno centro de la ciudad fueron una plena fiesta que llenó la ciudad en el último fin de semana de agosto. Los museos de Ferrari, Ducati, Lamborghini o Maserati están ubicados por esta zona norte de Italia, pero en Milán puedes ver además tiendas espectaculares como la de Ferrari (Vía Giovanni Berchet) que tiene un coche de Fórmula 1 en su interior y juegos de realidad virtual.

Más que hacer en Milán con niños

Las guías de viaje sobre Milán os recomendarán sin duda la visita al Duomo, la catedral, y la espectacular Galleria Vittorio Emmanuele II. Efectivamente esta es la zona más turística y exclusiva de la ciudad, tanto que si te sales un poco de esas calles verás el Milán más auténtico rodeado solo de milaneses.

Guía para una escapada a Milán con niñosSi queréis conocer el corazón medieval de la ciudad y algunos de los principales palacios no dejéis de dar un paseo por el Corso Magenta, un laberinto de calles en las que solo debéis tener cuidado con los niños, pues las aceras son estrechas y en esta ciudad se practica la fórmula 1 incluso en pleno centro 😉

La Basílica de Santa María delle Grazie, que alberga La Última Cena de Leonardo da Vinci, está en este entorno. Pero también las ruinas romanas, hoy panelizadas, bajo algunos edificios como el Circo Romano, la Pinacoteca Ambrosiana, y todo en un entorno de apetecibles restaurantes y pastelerías.

En Milán hay que tomar el risotto alla millanese, penne al pesto, pizza margarita, y en cualquier rincón del norte de Italia la espectacular focaccia. De bebida con alcohol el spritz, un vermú perfecto para el aperitivo o al caer la tarde, y de postre el helado, cremoso y perfecto para un paseo por el centro con niños a prueba de lamparones.

Guía para una escapada a Milán con niñosUn punto vintage y chic

Si al final del día estáis cansados, cosa que puede suceder cuando se viaja con compañía menuda, podéis aprovechar vuestro ticket de metro de 24 horas para un paseo por el centro en alguna de las líneas de tranvía, incluyendo los antiguos vagones de madera, cosa que tiene bastante encanto.

Si os gusta la moda también estáis en la ciudad adecuada. Nosotros al ir con niños descartamos los planes de shopping, pero hay zonas recomendables para ver tiendas exclusivas como la Gallería Vittorio Emmanuele y los alrededores del Duomo, el Quadrilatero de Oro al nordeste del centro de la ciudad, vía Dante, etc.

En general huímos de las zonas turísticas y muy masificadas, pero nos entró el cansancio en pleno corazón de la ciudad y caímos en el café por excelencia de Lavazza. Una carta espectacular para merendar en plena Piazza San Fedele. Wifi, aire acondicionado y por supuesto sabrosos zumos a 6 euros, cervezas a 7 y un espresso, que sin duda es otra de las delicatessen nacionales, a 3.

por Carmen Delia Díaz, octubre 11, 2018

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies