Volver a la portada
en Comunidad Valenciana, Pueblos, Senderismo, Viajes y excursiones

Frente al Mediterráneo: Altea con niños

  • enero 16, 2018
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Frente al Mediterráneo: Altea con niños

Uno de los rincones que más nos gustan de la Costa Blanca es sin duda esta villa. El azul del mar y el blanco de sus casas en el casco antiguo, ascendiendo por la montaña hacia el corazón renacentista de la localidad, conservado en el mirador del baluarte, son un recorrido imprescindible y una experiencia que no debes dejar de vivir si visitas la ciudad de Altea con niños. El Pueblo Viejo es un amalgama de casas sobre empedrado blanco y negro, escaleras, miradores y sobre todo rincones de gran belleza.

Dicen que es de lo más bonito de Alicante y de los pueblos más bonitos de España, y la verdad es que no nos defraudó. En los meses de menor afluencia turística y temperaturas suaves, visitar Altea es una auténtica delicia. La bulliciosa vida comercial se estructura en la parte más baja, cercana a la costa. Predominan los apartamentos y está lleno de turistas ingleses, sobre todo, que pasan unos meses al año en la zona. Para darte un paseo por Altea te recomiendo buscar un parking pues aún en invierno tiene bastante movimiento de tráfico.

El centro neurálgico es el Paseo del Mediterráneo, que está lleno de cafeterías y restaurantes con terrazas. En esta zona la Playa de la Roda es de grandes cantos rodados blancos, que hacen un sonido peculiar al dejarse mecer por las olas. Desde la rotonda del paseo puedes dirigirte al casco antiguo tomando la calle Astilleros y luego la Plaza del Convent.

Ascenso al Pueblo Viejo

Otra de las zonas preferidas por los turistas es el casco antiguo de la localidad. Hay carretera pero es más directo si subes por escaleras o te vas perdiendo por entre las calles y casas de color blanco luminoso. En lo alto verás como referencia la cúpula de cerámica azul de la iglesia parroquial de la Virgen del Consuelo, del siglo XIX. Nosotros subimos por la Carrer Mestre Música hasta un pequeño mirador rodeado por la calle Sol. Desde aquí tomas la calle Salamanca y continúas por la Mayor y subes directamente a la Plaza de la Iglesia.

En este punto se respira aún el aire bohemio que décadas atrás hizo de Altea el refugio de muchos artistas. Tiendas de artesanía y objetos artísticos, de moda y complementos y apartamentos con encanto. Esta es la parte más alta y te puedes perder en el azul de la bahía enmarcada por la Sierra de Bernia, entre el Parque Natural de Sierra Gelada y el Morro de Toix.

Senderismo en Altea con niños

Hay cinco rutas de senderismo señalizadas en Altea en torno al casco urbano. La más corta es el Camí Reial, una ruta verde de 2.7 km perfecta para hacer con los más peques. Transcurre por el antiguo Camino Real del Mar, y es una senda peatonal que puedes hacer también en bicicleta por el entorno del afloramiento volcánico del Cap Negret y entre varias villas señoriales y búnkeres de la guerra civil. Arranca en la desembocadura del Río Algar y pasa por el Molino de la Torre tomando luego la costa, por la Playa de L’Olla más o menos hasta llegar a la altura de la isleta.

Un poco más larga es la ruta de Cap Blanch i els Arcs, que parte también del entorno del Paseo Marítimo y se interna haciendo un recorrido circular por la Ermita de St. Isidre, pasando por un antiguo acueducto romano. Si quieres parar a tomar algo está muy cerca el Chiriguito, un restaurante turístico que tiene un aparcamiento amplio junto a al playa de Cap Blanch y un espacio parque infantil con bastantes juegos para los más pequeños.

Si disponéis de bicicletas, podéis animaros con alguna de las rutas de en torno a 8 km que están bien señalizadas desde el centro de Altea, como la de L’Algar, también circular y que transcurre por la ribera del río del mismo nombre, Altea la Vella y Quintanes i Barraquet, la tierra colonizada. Por todo el paseo marítimo encontraréis carril bici, la parte vieja de la ciudad no es ya tan accesible, pues tiene suelos empedrados y calles con escaleras.

Parques infantiles en Altea

Encontrarás un parque infantil junto a la playa en Carrer de Sant Pere, con minitobogán, barco y casitas de juegos. Tiene rincones de sombra y descanso, un anfiteatro al aire libre y zonas ajardinadas.

Está en el entorno de la bonita playa de la Roda, donde también encontrarás un parque infantil a pie de playa, a unos 200 m del anterior. Tiene rocódromo, barras y estructuras de cuerda para trepar.

Más que ver en Alicante con niños

El zoo de Elche

Subida al Castillo de Santa Bárbara

por Carmen Delia Díaz, enero 16, 2018

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies