Volver a la portada
en Italia, Viajes y excursiones

Escapada a Roma: romántica o didáctica

  • enero 9, 2018
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Escapada a Roma: romántica o didáctica

Si pensamos en escapadas interesantes que podemos hacer a principios de año, el primer destino que se nos viene a la cabeza es Roma. Una ciudad que probablemente ya conocemos pero merece varias visitas en varios momentos de nuestra vida. Romántica o apasionada incluso, escenario cinematográfico de grandes películas, pero también familiar, acogedora y siempre un libro abierto a la historia. A veces nos pedís planes para hacer con hijos adolescentes, pues bien una Escapada a Roma es siempre una buena idea. Y si no os gustan las aglomeraciones turísticas esta época del año es perfecta para visitar la ciudad eterna.

La clave: tener un plan

Roma no es una ciudad a la que podamos ir sin preparar bien la ruta, las visitas, los horarios o los desplazamientos. Una vez que tomemos la decisión de viajar a la capital de Italia es buena idea ver algunos documentales o películas sobre el destino en familia, hacernos con una guía o callejero e involucrar a nuestros hijos en la elaboración del plan de viaje. Una novela o película relativamente actual y que configura una ruta bastante chula es la segunda parte de El Código Da Vinci, Ángeles y Demonios.

Si tenemos hijos adolescentes podemos decidir con ellos qué monumentos les interesan más. El plan debe ser equilibrado y con elementos que interesen a toda la familia, así evitamos frustraciones y enfados. Un museo, una iglesia, un cementerio, un barrio, un parque o ese restaurante que tiene tan buena crítica o algún elemento que lo hace especialmente interesante. Lo bueno del mundo digital es que podemos hacer uno y mil viajes virtuales para estimular ese interés y luego compararlo con las experiencias reales.

Tres días en Roma

Seguro que todos los que hemos viajado en escapada corta a Roma tenemos el mismo dilema. Ver o no ver los Museos Vaticanos, he ahí la cuestión. Realmente si dispones de poco tiempo no merece mucho la pena perder unas cuantas horas que podríamos aprovechar para ver más cosas de la ciudad. Por otro lado, la entrada no es precisamente barata, y si vas en familia con diferentes edades e intereses quizá no le saques provecho. Para estancias más largas en la ciudad ya lo podemos valorar, pues es sin duda uno de los mejores museos de Roma.

Lo que sí puedes hacer es visitar la basílica de San Pedro del Vaticano, la mayor iglesia cristiana del mundo, en cuanto a sus dimensiones, y que alberga obras que todos hemos estudiado en arte como La Piedad de Miguel Ángel, el baldaquino de Bernini o visitar la tumba de Juan Pablo II, un papa al que seguramente recordamos pues falleció en 2005. La plaza de San Pedro emociona por sus dimensiones y legado histórico, lo que sí os recomiendo es que evitéis recurrir a los locales de hostelería de la Vía della Conciliazione salvo que queráis pagar un precio desorbitado por un café.

Dejando ya la imprescindible visita a la ciudad del Vaticano, se impone un paseo junto al río Tévere y, tras pasar frente al Castel S. Angelo donde por cierto está el Parco Adriano y al fondo un parque infantil, cruzar hacia el centro más comercial y vivo, que también merece un paseo si quieres captar la esencia del modo de ser romano. Acércate hasta la fotografiada escalinata de la Plaza de España por la Vía Dei Condotti, donde está las tiendas de las principales firmas moda como Louis Vuitton, Giorgio Armani, Cartier, Prada, etc. Desde la Plaza de San Pedro hasta este punto hay unos dos kilómetros totalmente llanos.

En tu recorrido por el centro de Roma no debes dejarte tres o cuatro puntos míticos que están relativamente cerca. La cinematográfica Fontana Di Trevi, donde por cierto no intentes bañarte ni tocar nada porque en Roma la policía vigila y multa si te acercas demasiado a un monumento, ya no te digo si te subes para hacer una foto. Algunas plazas de gran belleza como Piazza Colonna, con la columna de Marco Aurelio y un marco de edificios completados por el imponente Panteón, o Piazza Navonna, una de las más célebres de la ciudad eterna.

Siguiendo de ruta llegamos al enorme corazón histórico de Roma y el centro neurálgico de la vida política y religiosa. El recinto alberga el arco de Tito, la basílica de Majencio y Constantino y la Vía Sacra, al final de la cual encontrarás el Coliseo y el Arco de Constantino. Antiguamente Anfiteatro Flavio, este monumento es de los más visitados del mundo. Da igual que lo hayas visto mil veces en fotos o en películas, atravesar sus pasillos y acceder al interior pone la piel de gallina. Abre desde las 8.30 h de la mañana hasta entre las 16.30 y las 19.15 horas según la época del año. Puedes consultar info en la página oficial de Turismo de Roma.

Si te animas con unas catacumbas te recomendamos las de San Sebastián, están algo apartadas, en la Vía Appia Antica, pero puedes coger un autobús. Abren de lunes a sábados, con visita guiada, hasta las 16.30 h. El precio es de 8 euros y 5 para niños de 6 a 15 años. Y si te gusta lo tétrico y quieres optar por una visita original puedes acercarte a Santa María de la Concepción de los Capuchinos, en la Vía Veneto, que esconde una cripta decorada con huesos de 4.000 esqueletos de entre los siglos XVI y XIX. Se puede ver de viernes a miércoles de 9 a 19 h y cuesta unos 6 euros.

En busca de la Boca Della Veritá llegarás a la isla tiberina, y al barrio del Trastévere, que muchos consideran un rincón con gran encanto. Callejeando por esta zona encontrarás restaurantes más típicos y menos turísticos. A nosotros nos encanta patear, pero si tienes poco tiempo o los ánimos están bajos puedes usar el metro de Roma, uno de los más pequeños del mundo pero que te llevará cómodamente por los principales puntos que hemos ido comentando.

Consejos para una Escapada a Roma

– Si viajas en los primeros días de enero aún verás algunos de los belenes puestos, como el de la Plaza del Vaticano o la basilica de San Pedro  y también la decoración navideña sin el agobio de las fechas centrales de la navidad.

– Alojarse en el centro de Roma es caro. Pero muchos hoteles con precios competitivos cuentan con transporte gratuito al centro en un horario bastante amplio.



Booking.com

– Muchas ciudades españolas tienen conexión aérea directa con Roma como Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia o las Palmas de Gran Canaria.

– En Roma viven del turismo y se nota, te pueden cobrar por un vaso de agua del grifo o por usar el baño, así que evita las zonas más turísticas y callejea o busca en internet locales más frecuentados por los italianos y pagarás tarifas más razonables.

por Carmen Delia Díaz, enero 9, 2018

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Puedes seguirnos en
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies