Volver a la portada
en Experiencias, Parques Temáticos

El ferrocarril minero de Langreo con niños

  • agosto 3, 2020
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
El ferrocarril minero de Langreo con niños

Una de las experiencias más interesantes que podéis vivir con niños si os va el turismo rural, y aprender de la historia industrial, es conocer el Pozo San Luis. Esta explotación minera estuvo abierta hasta 2001 y fue abierta como museo en 2013. El ferrocarril minero de Samuño os permite llegar a la misma en un pequeño tren que baja al interior de las galerías y visitar todo el conjunto.

Hacía mucho tiempo que teníamos ganas de vivir esta experiencia con los niños, sobre todo porque últimamente es cada vez más difícil engancharlos con algo. Nos hacemos mayores 🙁 Así que, a la vuelta de una escapada por los Picos de Europa decidimos adentrarnos en la cuenca minera del valle del Nalón para conocer este lugar declarado Bien de Interés Cultural.

Ferrocarril minero de langreo castillete

Lo que la minería nos dejó

Esta zona de Asturias ha visto agotarse su modo de vida forjado industrialmente entre el siglo XIX y principios del siglo XX. Las actividades mineras en poblaciones como El Entrego, el Cadaviu o Langreo atrajeron población y supusieron la creación de infraestructuras que hoy permanecen abandonadas o se han puesto en valor como ecomuseo.

Es el caso del ferrocarril minero de Langreo que transita por el Valle de Samuño, desde la estación de El Cadavíu hasta el pozo San Luis. Un plan de turismo industrial de lo más interesante que puedes hacer en autocaravana, pues hay un parking señalizado en la zona.

Ferrocarril minero de Langreo pozo San Luis

Estas empresas, como es el caso de “Carbones de la Nueva S.A.”, titular del edificio hoy musealizado en 1930, creaban toda una infraestructura en torno al proceso productivo. Así, se conservan en este recinto el botiquín, la carpintería, la fragua, la lampistería, la casa de aseo, los edificios administrativos o el chigre.

Cómo es la visita

Visitar este Pozo San Luis a través del ferrocarril minero de Langreo es una experiencia muy didáctica e interesante. Nosotros sacamos la entrada previamente por internet en la web oficial del Ecomuseo, y así nos aseguramos la hora convenida sin esperas, aunque también es posible comprarla allí.

Tren minero del Cadaviu exposición

El trayecto es de 2 kilómetros hasta el pozo, buena parte de ellos bajo tierra, y que se hacen en un vagón pequeñito con asientos de madera. El traqueteo y el calor fueron un poco agobiantes así que decidimos volver caminando que es una opción que te ofrecen y resultó muy acertada.

Al llegar al pozo, arranca la visita guiada a unos 32 metros bajo tierra. Para seguir y subir a la superficie se utiliza un ascensor, al estilo de las jaulas que usaban los mineros para bajar al pozo. De hecho, se recrea con sonidos grabados en la propia explotación.

Tren minero de Langreo máquina de extracción

Una vez en el exterior, continuamos la visita, bastante breve así que apta para niños, y fácil de seguir en un recorrido por la Casa de Máquinas, la lampistería y la casa de aseos. En esta última podemos ver las perchas que aún hoy se usan en estas explotaciones para secar la ropa de trabajo, y algunos elementos dan idea de la importancia de esta infraestructura para paliar las duras condiciones de trabajo ahí abajo.

Sobre la misma encontramos un centro de interpretación que también se puede visitar libremente al término de la visita. Está centrado en la flora y fauna del entorno, que podréis apreciar parcialmente en el recorrido de vuelta si lo hacéis caminando, o en el trayecto exterior del propio tren. Si el calor aprieta, en el chigre hay una máquina con bebidas.

Centro de Interpretación del Pozo San Luis

¿Cuánto se tarda en total?

El trayecto en tren hasta el pozo es de unos 20 minutos, la mitad aproximadamente bajo tierra y escuchando por la megafonía la historia de esta industria. Al llegar al pozo, os recibirá una guía que os acompañará unos 40 minutos por los diferentes edificios del entorno del pozo.

Booking.com

Tras las explicaciones, os dan la opción de volver en el tren o regresar caminando por una senda asfaltada en su gran mayoría a través del valle un trayecto que realizaréis en algo más de 30 minutos, haciéndolo con calma.

Si hace buen tiempo os lo recomendamos porque de camino veréis otras infraestructuras mineras de la zona. Es el caso del castillete del pozo Samuño y otros edificios, el túnel del antiguo ferrocarril y veréis trozos de mineral de carbón en el trazado de esta senda que transcurre sobre lo que fueron las antiguas vías.

Vía verde de Langreo

Sobre las vías del antiguo ferrocarril minero de Langreo

Para iniciar la senda, que es apta parcialmente a bicicletas (solo en parte porque hay una cuesta pronunciada con escaleras). Debemos comenzar a caminar junto al merendero, saliendo de las instalaciones, e internándonos en el bosque. Encontraréis bancos de descanso a lo largo del trayecto y señalización de senderismo en todo el trayecto.

En un punto determinado hay un túnel y a su izquierda veremos, entre dos palés, una senda en el bosque que es por donde se debe seguir caminando. Después hay un tramo sobre pista asfaltada, en la que debemos bajar hacia un aparcamiento de autocaravanas próximo a la estación para volver al punto donde habremos dejado el coche aparcado.

por Carmen Delia Díaz, agosto 3, 2020

Carmen Delia Díaz

Al dejarnos aquí tu comentario entendemos que estás aceptando nuestra política de privacidad

RECOMENDAMOS:
NOVEDADES
Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
NUEVA SECCIÓN
25 rutas por Pontevedra provincia
25 rutas por Pontevedra provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Lugo y provincia con niños
Lugo y provincia con niños
Archivos
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Enlaces patrocinados

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si escribes tu email entendemos que permites el uso del mismo para este fin. Consulta el aviso legal.