Volver a la portada
en Galicia

Descubriendo un enigma: Santa Eulalia de Bóveda, con niños

  • abril 22, 2015
  • por Carmen Delia Díaz
  • 1 Comentarios
Descubriendo un enigma: Santa Eulalia de Bóveda, con niños
Santa Eulalia de Bóveda (Lugo)
Más conocido entre quienes vienen de otros países que en nuestra propia tierra, Santa Eulalia de Bóveda son las ruinas de un edificio singular que encierra cierto misterio. No se sabe a ciencia cierta si fue una necrópolis, un templo pagano o un balneario. Visitarlo es una auténtica experiencia si te gusta el arte y quieres hablarle a tus hijos de las costumbres y tradiciones de los primeros siglos de nuestra era. 
Centro de Información al visitante en Sta. Eulalia
Está muy cerca de Lugo, a 14 kilómetros, y hay que tomar la carretera de Santiago y desviarse tras cruzar el río Miño. Está bien señalizado a partir de ahí pues es una auténtica joya turística, no hay un edificio de otras características en el occidente europeo, según nos informan allí.
El pueblo entero, apenas una decena de casas, se ha ido reconstruyendo con piedra y pizarra y forma un conjunto tradicional de gran belleza. Una de ellas es la oficina de información, donde deberás acudir para que el guía te abra el templo y poder visitarlo. Está abierto entre semana y el sábado por la mañana. 
Los niños se asombrarán cuando se abra la puerta que da acceso a la escaleras del pequeño edificio y puedan ver una especie de estanque o piscina vacía en el centro, las preciosas pinturas murales ilustradas con aves y motivos vegetales o los relieves sobre la piedra. Hay múltiples interpretaciones y estudios tanto del templo como de los ritos paganos que allí se practicaban y que posteriormente modificó la iglesia al construir una capilla encima y tapiar el sótano. Es muy detallado el blog de Sánchez-Montaña sobre estas ruinas y muy ilustrativo si os interesa ahondar en la historia de este lugar. 
Detalle de la iglesia de San Miguel de Bacurín
Cerca de allí, a dos o tres kilómetros, se puede ver también la iglesia románica de San Miguel de Bacurín, muy bien conservada y de la que llaman la atención los canecillos que sustentan el voladizo del tejado. 
Lo rodea un pequeño cementerio, casi de juguete, con tumbas y figuras que contrastan con la antiguedad del templo. El lugar tiene cierto encanto, aunque el templo lo encontrarás cerrado como tantas joyas del arte religioso que yacen olvidadas o están olvidadas porque no se pueden visitar, eso no lo tengo claro.
por Carmen Delia Díaz, abril 22, 2015
  • 1
1 Comment

    Deja un comentario

    Carmen Delia Díaz
    Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
    Consulta nuestras ofertas en Taquilla
    Consulta nuestras ofertas en Taquilla
    Puedes seguirnos en
    Busca tu próxima escapada
    Booking.com
    Miembro de
    GaliciaTB
    Miembro de
    Archivos

    Suscríbete a la Newsletter Mensual

    Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
    Síguenos en Instagram

    @escapalandia

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies