Volver a la portada
en Costa da Morte con niños, Galicia, Museos

Descubriendo el legado de Man en Camelle, con niños

  • septiembre 28, 2015
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Descubriendo el legado de Man en Camelle, con niños

Seguro que recordáis la historia de Manfred, el alemán que llegó a la localidad de Camelle, en la Costa da Morte, de visita y allí se quedó para siempre. Vivía como un ermitaño, solo vestido con un taparrabos y dedicando todo su tiempo a la creación artística. Esculturas en roca, moldeado de botellas de plástico recogidas del mar, pintura, escritura, etc. Murió poco después de la catástrofe medioambiental del Prestige, hay quien dice que no pudo soportar el dolor que le produjo ver el chapapote sobre sus esculturas.

Pero una cosa es haber leído su historia y otra bien diferente acercarse a Camelle. Este pequeño pueblo marinero os sorprenderá por su tranquilidad, por su belleza natural y por el imponente legado de Man, reconocido hoy por su talento artístico mucho más allá de sus fronteras.

Se accede por la autopista a Carballo, tomando luego la salida dirección Vimianzo. Una vez aquí, hay que ir hasta Ponte do Porto, y luego por la Estrada de Camelle hasta el pueblo. Está en una ensenada tranquila y muy resguardada. Nada más entrar en el pueblo encontrarás una señalización hacia el Museo de Man, en el mismo puerto.

Puedes aparcar por la zona. La entrada es gratuita y en el centro verás recreaciones en 3D de sus esculturas sobre las rocas, muchas de ellas han sido dañadas por los temporales y ya no pueden verse más que aquí. Algunas pinturas, su material de trabajo: pasteles, pintura, lápices, rotuladores, etc. Sus cuadernos personales, miles de libretas numeradas escritas y dibujadas de su propia mano, que encontraron a su muerte en su vivienda. Retazos de su historia, e incluso sus libros con dibujos y anotaciones encima.

En Camelle todo el mundo recuerda con cariño la figura de Man. Y desde luego hoy es un auténtico emblema del pueblo que atrae a muchos turistas. Si continúas caminando un kilómetro desde el Museo podrás ver sus esculturas sobre la roca. Se ven desde el paseo marítimo e impresionan. A los niños les llamará la atención cómo aquel artista alemán dibujaba sobre sus libretas o apilaba las piedas formando figuras que recuerdan un poco a Gaudí.

Cerca del museo, hay un pequeño parque infantil donde puedes aprovechar para que los peques corran un poco. También hay varios sitios en el pueblo donde comer o tomar algo. El mar de Camelle por la parte exterior es bravo y puedes verlo saltar sobre las rocas. La parte de la ría es muy tranquila y caminar por el paseo marítimo hacia el interior es también una opción muy agradable.

por Carmen Delia Díaz, septiembre 28, 2015

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies