Volver a la portada
en Consejos

Cinco claves para una escapada o viaje con niños

  • mayo 19, 2016
  • por Carmen Delia Díaz
  • 2 Comentarios
Cinco claves para una escapada o viaje con niños

Seguro que te ha pasado. Tienes ganas de escaparte unos días y cambiar de aires. Pero tu viaje no será en pareja sino que quieres llevarte a tus hijos. Un bebé no suele presentar grandes problemas, porque en cualquier hotel te ponen una cuna. Pero la cosa se complica cuando buscas una habitación con una o dos supletorias, porque entre el carrito y las maletas al final no te revuelves.

Bicis, sillitas, juguetes, ni en una furgoneta serías capaz de meter todo lo que necesitas, y todo para dos o tres días. A la vuelta te harás la gran pregunta: ¿compensa?

Me he visto infinitas veces en esta situación porque en Escapalandia somos muy viajeros y lo cierto es que si te organizas bien y tienes en cuenta algunas cosas que te va dando la experiencia puede ser una escapada muy placentera.

El alojamiento perfecto

Para mí es la parte clave del asunto. Con niños no puedes viajar de cualquier modo, necesitas contar con algunas cosas importantes como evidentemente cuna, bañera, trona, algo para calentar biberones o potitos, etc. En mi opinión la opción perfecta es el apartamento, pero no un apartamento cualquiera sino uno que esté a buen precio y que tenga comodidades para ir con bebés o niños.

Una buena opción para encontrar los apartamentos más baratos para escapadas en familia es el metabuscador Hundredrooms. Puedes filtrar por zona, precio, servicios, valoración, etc. De este modo evitas tener que comparar tú mismo entre las diferentes webs que ofrecen este servicio, pues tienen unos 4 millones de apartamentos en base de datos y trabajan con un centenar de webs diferentes.

La comida justa

La segunda clave es la comida. Si además de la ingente cantidad de cosas que ya mueves cuando viajas con bebés o niños tienes que llevar la comida la cosa se complica. Lo ideal es buscar un alojamiento que tenga restaurante, o un supermercado cerca si tu intención es cocinar, y que esté completamente equipado con menaje y todo lo necesario. Hazte una lista básica de la compra, nosotros las tenemos ya elaboradas para escapadas de dos, tres, cinco o quince días. Así cuando llegues al destino y te instales vas a tiro fijo a por los productos de la lista.

La mayoría de los supermercados incluyen ya envases individualizados o pequeños de aceite, mermeladas, azúcar, etc. Si lo gestionas bien puedes emprender el viaje con poco más que unas galletas, por si aprieta el hambre, y volver sin ningún producto alimenticio de sobra.

El equipaje razonable

Lo que más complica los viajes con niños o bebés son la gran cantidad de cosas que debes llevar. Lo ideal es viajar con la ropa justa que se vayan a poner y un par de prendas de repuesto por si surge algún imprevisto. Busca un apartamento que disponga de lavadora y puedes comprar pastillas o pequeñas bolsas de detergente para un lavado de emergencia. Asegúrate también de que tu establecimiento disponga de cuna o las camas supletorias requeridas, así como protector de colchón. Lo mejor es llamar por teléfono y comprobar que todo lo que hemos reservado online estará a punto para nuestra llegada.

Prescinde de tronas, triciclos y todo lo accesorio pues para dos o tres días quizá no sean necesarias. Lleva envases individuales –de los que te dan en los hoteles, por ejemplo- de jabones, champú y productos de higiene. Asegúrate también de que tienen secador de pelo, microondas o todo aquello que te evite tener que llevarlo de casa.

Un punto crítico son los muñecos y juguetes porque ocupan un montón. Lo ideal es no darles a elegir a ellos, sino llenar una parte de su maleta con cochecitos pequeños o juegos de tamaño reducido. Digamos diez cosas, con las que quizá no juegan hace tiempo, ya que así se sorprenderán al verlas y les resultarán entretenidas los días que estéis fuera. Nosotros hemos estado en apartamentos que tenían un banco de juguetes para prestar, también es una opción magnífica que puedes consultar en tu llamada.

El imprescindible botiquín

Los padres sabemos que una pequeña bolsa con medicinas básicas no puede faltar en ningún equipaje. Mete material para pequeñas curas por caídas, pomada para golpes, picaduras o quemaduras, termómetro y las medicinas que suela tomar el niño cuando se pone enfermo. La ley de Murphy dice que si el niño se puede poner malo lo hará en el momento más imprevisto, lejos de su médico y su farmacia, así que irás más tranquilo con tu botiquín.

No obstante, cuando planifiques el viaje mira en internet dónde está el centro de salud más cercano y la farmacia. Seguro que todos nos hemos visto alguna vez en el aprieto de tener que salir en plena noche a buscar la farmacia de guardia más cercana.  Y por supuesto no olvides las tarjetas sanitarias y /o recetas si el peque toma algún tratamiento crónico. Si viajas en avión te pedirán las recetas de todos los jarabes que lleves, tenlo en cuenta para llevar una copia.

El plan turístico

Viajando con niños lo ideal es llevar preparados uno o dos sitios al día, como máximo, y si pueden tener interés para ellos mejor aún. Lo ideal es repetir destinos que ya conozcas, de modo que no te quede pena por venirte sin haber visto todo lo programado, y donde ya tengas experiencia en moverte. Compaginar un museo por ejemplo con un par de horitas en algún parque cercano, pues ellos necesitan su tiempo para jugar y no entienden de prisas por verlo todo.

Numerosos museos, parques naturales o temáticos, o exposiciones cuentan con áreas habilitadas para niños o bien algún material gráfico para ellos. Esto te facilitará la tarea de compaginar tu visita con sus intereses. Y no olvides llevarles un cuaderno de viaje donde puedan dibujar sus experiencias sobre el mismo.

por Carmen Delia Díaz, mayo 19, 2016
  • 2
2 Comments
  • Ruben Freire
    mayo 20, 2016

    Buenos consejos. Me gusta. El buscador de apartamentos no lo conocía, nosotros utilizamos otros buscadores. La semana pasada estuvimos en un apartamento rural en Asturias, amplio (tenía salón-cocina y en la habitación nos pusieron cuna y cama supletoria) y con bañera. Tenemos niña y niño de 1 y casi 3 años y la logística es complicada pero compensa.

    Saludos y enhorabuena por el blog.

  • escapalandia
    mayo 24, 2016

    Muchas gracias por tu comentario Rubén, veo que sabes bien de lo que hablo. Buscar una habitación de hotel para una familia con más de un peque es tarea casi imposible… Un saludo.

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies