Volver a la portada
en Castillos

Torres y castillos en Galicia para ir con niños

  • septiembre 12, 2014
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Torres y castillos en Galicia para ir con niños

En Galicia se conservan casi un centenar de fortalezas, algunas de ellos de origen medieval, en mejor o peor estado. A nosotros nos encantan así que hemos pensado que os gustarán sin duda y pueden ser un buen motivo para una excursión Escapalandia. A continuación recopilamos algunos de ellos para ir con peques, con las claves para una visita con público infantil al que os aseguro que le encantará conocerlos. A estos quince castillos en Galicia para ir con niños se irán sumando otros más. ¿Nos ayudas con alguna sugerencia?

1. Castillo de los Andrade (Pontedeume): está a pocos kilómetros de esta localidad y se accede por la carretera de Campolongo. El aparcamiento es muy pequeño así que es mejor ir en fechas poco concurridas. Se puede rodear y subir por las escaleras a la torre que es lo único que queda en pie además de la muralla exterior. Las vistas son increíbles, el último tramo de salida a la terraza es algo complicado, hay que tener ojo con los niños. El coste es de 1 euro y solo para los adultos. Ya le habíamos dedicado un post a esta torre así que hay más info aquí.

2. Torre de Andrade (Pontedeume): se llama igual que la anterior pero ésta se encuentra en el casco histórico de Pontedeume, precisamente junto al parque infantil. Casi siempre está cerrada pero un día tuve suerte y la pudimos visitar. La verdad es que nunca he entendido la costumbre de no poner fuera de los recursos turísticos un horario de visita. Tiene varias plantas y está montada como un centro de interpretación. Hay varios maniquíes con ropa monacal que impresionan y las vistas son también muy buenas sobre la ría de Pontedeume. La entrada es barata y se puede aparcar por la zona del puerto porque hay escaleras para subir.

3. Castillo de San Felipe (Ferrol): está en la ría de Ferrol, justo enfrente del Castillo de La Palma, y es del siglo XVI. Su uso es militar, como fortificación para vigilar la ciudad de incursiones por mar. Todo el entorno es maravilloso. Hay un pequeño aparcamiento delante y se puede hacer una visita guiada, no es muy accesible, así que si vas con sillitas debes tener en cuenta que hay escaleras. En la misma carretera del Castillo pero pasado éste hay un parque infantil, con merendero y cancha deportiva. También hay una senda peatonal accesible para bicis o carritos. Más info.

4. Castillo de la Palma (Ferrol): se incluye en menos directorios porque fue militar y hoy es privado, solo se visita en verano y previa cita. Está justo enfrente del Castillo de San Felipe. Se accede desde Mugardos, por la L-131, siempre por la costa y después de Esteiro. Siempre lo he visto cerrado, pero tiene cierto encanto y desde él parte una senda de tierra muy amplia que se puede hacer en bici o caminando y es muy agradable y tranquila. Sus orígenes datan del siglo XVI aunque el edificio actual se levantó en el siglo XIX. Se usó como cárcel militar, y como curiosidad hay que decir que allí estuvo recluido Antonio Tejero, cabecilla del golpe de estado conocido como 23-F. Te contamos nuestra experiencia, con niños.

5. Castillo de la Concepción (Cedeira): está en la zona portuaria, algo alejada del casco urbano, unos 20 minutos caminando. El paseo no es demasiado accesible porque hay tramos en los que no hay acera, y si vas con niños es un problema por el tráfico. Está en un entorno increíble, en la boca de la ría, en la ladera de un monte pero mirando al mar. Se puede visitar su centro de interpretación, apenas tres o cuatro estancias pero muy curiosas para los niños: la antigua cocina, algunos uniformes militares, maquetas, etc. El acceso es gratuito. Más info.

6. Castillo de Moeche (Ferrolterra): se llega por la carretera de Ortigueira, desviándose hacia “Feria de Moeche. San Ramón”. Delante del Ayuntamiento hay que tomar una pista que va a San Xoán. Es del siglo XIV y se alza sobre una colina en el fondo de un valle. Se ha convertido en símbolo de las revueltas irmandiñas, por lo que también tiene su historia para ilustrar a los peques de camino. Se puede visitar (2,5 € adultos) y tiene un pequeño centro de interpretación. Más info.

7. Castillo de San Antón (A Coruña): es una fortaleza defensiva en la boca de la ría de A Coruña. Está en el paseo marítimo, entre el Parrote y el Club Náutico. La entrada es gratuita los sábados y el resto de los días cuesta 2 euros. Alberga el Museo Arqueológico y puede resultar de gran interés para ir con los niños porque es relativamente pequeño y muy variado. Puedes ver las terrazas almenadas, los cañones, las garitas de vigilancia o una recreación de una embarcación vikinga. También diversos objetos de varias épocas como espadas, cascos, armaduras, pistolas, etc. Más info.

8. Castillo de Vimianzo: está en el centro del pueblo, se ve desde la carretera donde no es difícil aparcar. Se conserva muy bien y puedes ver todas sus partes en la planta baja o los pisos superiores. Alberga un centro de artesanía en vivo, donde puedes ver cómo trabajan las palilleiras, alfareros, carpinteros, zapateros e incluso cómo soplan cristal. También puedes adquirir productos puesto que la entrada es gratuita. Hay escaleras para acceder al piso superior y la torre. Más info.

9. Torre de Celas (Culleredo): se llega desde la carretera de Culleredo a Cerceda, LC-400, está en un pueblo precioso al pie del Monte Xalo. Hay un parque infantil con una amplia zona verde justo al pie del torreón. Se puede aparcar sin problema. La torre formaba parte de la antigua fortaleza de Vinseira y hoy  alberga un Museo Etnográfico. Más info.

10. Fuerte de San Damián (Ribadeo): está en la carretera que va del centro del pueblo al faro. También en la entrada de la ría del Eo, tenía una función defensiva. Está documentado desde el siglo XVII. Tiene aparcamiento justo delante, y una zona verde con bancos. El edificio en sí no tiene mucho que visitar pero alberga exposiciones de interés. Muy cerca, antes de llegar, en la misma carretera, hay un parque infantil con laberinto que les encantará a los peques. Más info.

11. Castillo de Santa Cruz (A Guarda):  Se puede entrar por la calle Puerto Rico, o por República Dominicana. Esta segunda opción implica caminar diez minutos por un sendero muy cómodo, accesible y llano. Las vistas son también imponentes desde esta fortaleza, y es un lugar de paseo, muy tranquilo y gratuito. Abre de 10.00 a 18-19 en invierno y en los meses de verano prolonga la hora de cierre hasta a las 22 h. Más info.

12. Fortaleza de Monterreal (Baiona): está en el centro de Baiona, y dentro de ella se ubica el Parador de Turismo. Hay un parking justo al pie, o en días no muy concurridos también puedes aparcar dentro. El recorrido por su muralla almenada se hace bien con niños pequeños pues no llega a dos kilómetros, lo único que hay que vigilar son los tramos sin barandilla y con murillos de piedra bajos. Hay algunas escaleras. Las vistas son imponentes y justo a la entrada tienes el parque de la Palma, que tiene una amplia zona infantil, tirolina y canchas deportivas. Más info.

13. Castillo del Pambre (Palas de Rei): dicen que el mejor ejemplo conservado de arquitectura militar en Galicia. Tras años de restauración abrió sus puertas y acoge un centro de interpretación muy interesante sobre la vida feudal y de la nobleza a lo largo de los siglos: linajes, escudos, historias y mucho más. Además puedes visitar sus torres y murallas y la capilla de San Pedro, del siglo IX, lo más antiguo del conjunto.

14. Castillo de Monterrei: un lugar estratégico para la defensa frente a Portugal y quizá la más importante acrópolis de Galicia. Además del castillo se conservan diversas construcciones dentro de las murallas, como el antiguo hospital de peregrinos. Se puede visitar aunque alberga unas cuantas habitaciones del Parador de Turismo. La torre del homenaje es del siglo XV, de la época de los Reyes Católicos, y la iglesia, un templo románico, se recorre también en la visita guiada.

15. Fortaleza de San Paio de Narla (Friol): un lugar de leyenda que alberga un museo etnográfico de la Diputación de Lugo. Es un castillo interesante, medieval, y en él puedes recorrer la cocina, el salón, las caballerizas o el patio y hasta el calabozo. Al lado hay una capilla y por los alrededores está la cordillera conocida como Cova da Serpe, cuyo nombre está vinculado a una leyenda que puedes conocer en esta fortaleza.

por Carmen Delia Díaz, septiembre 12, 2014

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
NUEVO: ¿buscas servicios para tus hijos?
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies