Volver a la portada
en Ribeira Sacra, Senderismo

Por el Camino de Invierno en O Saviñao

  • marzo 12, 2020
  • por Carmen Delia Díaz
  • 1 Comentarios
Por el Camino de Invierno en O Saviñao

Uno de los trazados del Camino de Santiago que teníamos más ganas de hacer era este Camino de Invierno, alternativa de muchos peregrinos para llegar desde Ponferrada a Santiago de Compostela evitando O Cebreiro.

Unos 200 km de recorrido que nos llevan por tierras increíblemente bellas como El Bierzo o la Ribeira Sacra, pasando por Valdeorras. Viñedos, bosques de clima templado y sobre todo un trazado menos concurrido que el Camino Francés o el Camino Primitivo.

Nosotros hoy realizamos solo una parte de la etapa Monforte – Chantada, unos 8 kilómetros, entre Cabo do Mundo y los Codos de Belesar, buscando un tramo llano y accesible salvo sus 2 km finales, que podemos o no completar en función de si tenemos capacidad de hacerlo.

Camino de Invierno con niños

Si queréis hacer este tramo accesible a carritos y perfecto para ir con niños os recomendamos prescindir de los últimos dos kilómetros, la bajada a Belesar. Aunque si vais con peques algo mayores (de 8-9 años en adelante), que caminen bien y estén habituados al senderismo, podéis hacer la ruta completa.

¿Buscamos animales ocultos en nuestro patrimonio? A los más pequeños la naturaleza también les pone contentos, así que estos 6 kilómetros son perfectos para corretear y jugar, incluso para hacerlos en bicicleta. Al llegar a la iglesia de Diomondi podemos jugar a buscar centauros, bueyes, felinos, lobos… pues los capiteles y mochetas son un auténtico museo al aire libre.

Este tramo que hemos realizado personalmente se integra en la etapa de Monforte de Lemos a Chantada, que podéis consultar en la web de la asociación que promueve el conocimiento y la difusión de esta ruta. También nos basamos para prepararla en la Guía del Camino de Invierno, de Aida Menéndez.

Peto de ánimas en el Camino de Invierno

Dónde empezar

Nosotros iniciamos esta ruta en Fión (O Saviñao), muy cerquita del Ecomuseo de Arxeriz y el hotel restaurante Torre Vilariño, ambos sitios adaptados a niños pues tienen infrastructuras de interés para ellos.

El objetivo era buscar un tramo llano y fácil, por lo que arrancamos a unos 600 metros de altitud y caminamos hasta Diomondi, un exponente de la ruta del románico en el municipio, prácticamente sin pendientes.

La totalidad del tramo entre Fión y Diomondi (6 km) puedes realizarlo por carretera asfaltada, siguiendo las flechas amarillas y los mojones clásicos del camino con la concha del peregrino.

Ribeira Sacra con niños Pazo de Arxeriz

Qúe ver en la ruta

El Ecomuseo de Arxeriz es una visita perfecta en la zona, pues nos ayuda a entender cómo era la Ribeira Sacra antes de los embalses construidos en los años 50, la antigua figura del barquero y las lanchas de pasaje en el río Miño, qué supone la cultura del vino en la zona, o muchos otros elementos etnográficos e históricos de esta zona.

El mirador de Cabo do Mundo es uno de los puntos de interés, aunque en determinados momentos del año la vegetación cubre las vistas o no está accesible. En cualquier caso, desde el Ecomuseo y si subimos al Castro de Arxeriz, que está musealizado, podemos ver una buena perspectiva.

Un poco más abajo podemos visitar desviándonos del recorrido la Praia Fluvial de A Cova, una playa en el río Miño con posibilidad de realizar deportes náuticos en temporada, con restaurante y alojamiento, y parque infantil.

Desde Fión a Diomondi pasaremos por Vilaravides, Vilatiñosa, Sobrado, Mourelos, O Cerdeiro, donde hay un peto de ánimas, A Vendanova, O Outeiro y Montecelo, donde se encuentra un cruceiro.

La Ruta del Románico

En este municipio podemos encontrar diversas iglesias medievales, algunas de ellas consideradas un exponente de la ruta del románico de la Ribeira Sacra. Es el caso de Santo Estevo de Ribas de Miño, bien visible sobre el corredor galego que une Chantada con Monforte de Lemos, cruzando el puente de Belesar.

Otra de las joyas del románico en el concello, y en el trazado del Camino de Invierno, es San Paio de Diomondi, ubicada en lo alto, sobre el pueblo de Belesar. La iglesia, del siglo XII, formó parte de un antiguo conjunto monacal, y tiene adosado el palacio episcopal. Esta parte se ha restaurado para habilitarlo como albergue.

Otros templos románicos que podemos ver en el municipio son San Vitorio de Ribas de Miño, una iglesia del siglo XII señalizada desde Segán de Arriba, en la LU-611. San Martiño de A Cova, que alberga pinturas murales del siglo XVII y está cerca de la playa del mismo nombre. Y Santa María de Seteventos, también con pinturas restauradas que representan escenas de la Anunciación y el Juicio Final.

Viticultura en terrazas en el río Miño

Viticultura y Enoturismo

Otro de los atractivos de la zona y que atrae cada vez a más visitantes es el cultivo de la vid y la posibilidad de conocer vinos de bodegas familiares que gozan de gran prestigio.

En el transcurso de esta ruta podemos ver algunos viñedos cultivados en pendientes mediante terrazas, con especial incidencia en la bajada a Belesar donde se cultivan vinos de la denominación de origen Ribeira Sacra, subzonas de Chantada y Ribeiras do Miño. Algunas de ellas son visitables como Vía Romana, Abadía da Cova, Condado de Sequeiras o Viña Ribada.

Los codos de Belesar

Y no podía haber mejor broche final para esta ruta como estos dos kilómetros finales. Si nos animamos a realizar la bajada a Belesar desde Diomondi hay que tener en cuenta que el camino ya no es accesible sino pedregoso y con bastante pendiente.

Aunque parte llano y fácil, a pocos metros de esta iglesia románica, junto a la marquesina de autobús, luego se va internando en un bosque autóctono y transcurre sobre una antigua calzada (primero romana y posteriormente medieval) de losas de piedra irregulares en bastantes tramos.

Con la caída de la hoja, percibimos bien entre los árboles a lo lejos el cañón del Miño, a medida que nos acercamos a Belesar. Para terminar siguiendo un camino que serpentea entre las casas más altas del pueblo y baja a pie de río.

Nos cuenta la autora de la Guía del Camino de Invierno a Santiago, que el puente romano que había en la zona quedó bajo las aguas del embalse, así como un antiguo hospital dedicado a San Pedro.

Logística y dónde comer

Para hacer esta ruta, que es lineal, podemos tirar de transporte público, como llamar a un taxi que nos devuelva a nuestro punto de origen, donde habremos dejado el coche. O bien si la hacemos entre varias personas llevar dos coches y dejar uno en Belesar, volver para atrás, y dejar otro en Fión.

Para comer encontramos un rincón posible si vais de bocadillo delante de la iglesia de Diomondi, en torno a la que hay varios bancos. Y si no ya en plan campo en diferentes puntos por los que se pasa.

Si preferís tirar de restaurante la opción que más nos gusta es Torre Vilariño, que además tiene campo de futbol y columpios para los más pequeños, y está justo al inicio de la ruta. O si vais en fin de semana o temporada puede que esté abierto el bar del náutico de Belesar, donde se coge el catamarán, que está justo al final.

por Carmen Delia Díaz, marzo 12, 2020
  • 1

Carmen Delia Díaz

1 Comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECOMENDAMOS:
Selección de hoteles para ir con niños
Selección de hoteles para ir con niños
Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
25 rutas por Pontevedra provincia
25 rutas por Pontevedra provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Lo mejor de A Coruña provincia
Archivos
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Recomendamos
Enlaces patrocinados

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si escribes tu email entendemos que permites el uso del mismo para este fin. Consulta el aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia