Volver a la portada
en Galicia, Lugo Terra Chá, Senderismo

Área recreativa y ruta do Río Loio (Paradela)

  • abril 21, 2015
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Área recreativa y ruta do Río Loio (Paradela)

Agua y naturaleza en plena ebullición. La ruta del Río Loio en Paradela (Lugo) es muy interesante por su excelente señalización y estado de conservación. Además de ver la cascada, los molinos, los puentes y la vegetación autóctona en el inicio hay una caseta de teatro de títeres y zona de merendero. Es adecuada para niños que ya caminen bien, con los más peques podemos iniciarla, caminar hasta donde lleguen las fuerzas, y volver sobre nuestros pasos.

La cascada

Junto a las piscinas de Paradela hay un pequeño aparcamiento donde puedes dejar el coche. Encontrarás una zona de merendero muy bonita, con una caseta para  jugar los niños y bancos.

Puente sobre el río Loio

Desde allí, siguiendo el sendero, se baja directamente al puente da Ruxidoira, desde donde puedes admirar la fervenza. Estos puentes y pasarelas de madera suelen estar bastante resbaladizos así que siempre hay que ir con precaución si vas con niños pequeños, pues ellos tienen gran facilidad para caerse.

La ruta

El camino sigue claro y en cuesta abajo durante varios kilómetros. Puedes aprovechar para hacerlo con niños hasta donde aguanten y dar la vuelta o seguir si vas con niños de más de 10-11 años que ya aguanten bien. Ten en cuenta que la zona es innacesible por carretera salvo en este inicio del que hablamos.

La ruta completa (unos 7 km) es algo dura para los no habituados a caminar, especialmente el tramo intermedio desde el molino hasta el monasterio, donde el camino se estrecha, se hace pedregoso y algo más complicado de andar. Desde la aldea do Loio es un camino amplio y luego carretera. Puedes seguir hasta la desembocadura del Loio, frente a Portomarín. Respecto a las señales, no hay pérdida, está muy bien señalizado.

¿Qué se puede ver?

Roble milenario junto al río Loio
– Muiño da retorta: restaurado y muy interesante pues cuenta con cuatro piedras para moler. En este punto también hay una cascada bonita.
– Puentes: las vistas desde los puentes de A Retorta y Pontecarneiro así como el entorno son eminentemente naturales, pues no se accede por carreteras a esta zona más metida en el cañón del río.
Ruinas del antiguo Monasterio do Loio
– Carballo milenario: impresiona pensar que un árbol pueda llevar plantado en un bosque desde la edad media. El árbol es enorme y está señalizado, hay algunos otros que aparentan gran antigüedad en el entorno, sobre todo castaños, robles (carballos), alisos, etc.
– Ruinas del monasterio: el acceso es complicado y sin señalizar más que en el inicio del desvío. Esta zona tiene un fuerte desnivel e ir salvando algunas terrazas del antiguo huerto del monasterio. Se conserva la pared del altar encastrado en un muro contra la roca y un sepulcro de piedra.
– La desembocadura del Loio en el río Miño, muy cerca de Portomarín, un pueblo del que ya hemos hablado en Escapalandia y que fue trasladado a una zona más alta para construir el embalse de Belesar.
por Carmen Delia Díaz, abril 21, 2015

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Archivos
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies