Volver a la portada
en Costa da Morte con niños, Galicia

Aprendices de alfareros, en Buño

  • abril 27, 2015
  • por Carmen Delia Díaz
  • 0 Comentarios
Aprendices de alfareros, en Buño

Los fines de semana con pronóstico de lluvia hay que ingeniárselas para salir de casa y hacer algo diferente. En esta ocasión tiramos hacia la Costa da Morte, que es siempre un cajón de sorpresas. El Ecomuseo Forno do Forte es uno de los lugares de referencia en su sector y está muy vivo, puesto que aún se hace alfarería entre sus muros de piedra. A los niños les sorprenderá.

La pequeña localidad de Buño es famosa por su cerámica, seguro que todos la conocéis. Está solo a media hora de A Coruña, por la autopista a Carballo y luego tomando la AC-414 hasta una rotonda en la que hay que desviarse a la izquierda y entrar al pueblo. En la calle Santa Catalina, donde está la iglesia, podemos buscar aparcamiento porque cerca del museo es complicado y no hay dónde dejar el coche.

Callejeando por la rúa Mouróns llegaremos al Ecomuseo, rehabilitado por la Deputación de A Coruña y el Concello de Malpica en el año 1999. Estas casas de piedra y teja, que datan del siglo XVIII y estuvieron habitadas y en uso por una familia de alfareros hasta los años 50, eran más que una vivienda, pues confluían en ellas las zonas para vivir y las destinadas a trabajar.

Habitación tipo de los años 50 en la casa

Nada más entrar puedes ver bastantes muestras de su preciosa cerámica en una tienda. Allí los niños pueden ver los usos que se dan a las jarras, platos, cuencos y diferentes utensilios. Después accedes al obrador. Allí verás trabajando a un alfarero con un torno manual, y si te atreves puedes meterte en alguno de los tres puestos y probar suerte.

Zona infantil del Aldeola

El artesano es todo un maestro, te va guiando, y aunque es bastante difícil puedes volver para casa con tu pieza recién hecha entre las manos. Eso sí, hay que mancharse, pero a los niños les resultará entretenido verlo. Hay que llegar a una altura para poder manejar el torno, así que los niños pequeños tendrán que conformarse con mirar.

Esta olería tiene también una cantina, y puedes recorrer los hornos, el fumeiro donde secaban las piezas de barro, las habitaciones, y también una pequeña muestra de útiles de pesca y agrarios. El horario de apertura es de 11 a 14 y de 16 a 18 horas, también los sábados.

Si quieres tomar algo por la zona en el pueblo hay varios lugares donde se come bien, como Casa Elías. Y si quieres un sitio con zona infantil especificamente te recomiendo Aldeola, los sábados no tienen menú del día pero puedes comer a la carta a buen precio. Son muy acogedores con los niños y tienen una zona semicubierta donde hay parque infantil, mini campo de fútbol, canastas de basquet, hinchables y casitas. También hacen eventos y comidas de grupo.

por Carmen Delia Díaz, abril 27, 2015

Deja un comentario

Carmen Delia Díaz
Divulgadora especializada en comunicación empresarial, recursos turísticos y escapadas con niños. Bloguera desde 2012 en Escapalandia.com
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Consulta nuestras ofertas en Taquilla
Puedes seguirnos en
Busca tu próxima escapada
Booking.com
Miembro de
GaliciaTB
Miembro de
Archivos

Suscríbete a la Newsletter Mensual

Si nos indicas tu email entendemos que nos permites el uso del mismo para este fin. Consulta nuestro aviso legal.
Síguenos en Instagram

@escapalandia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies